Cómo catar un... reserva

Andrea Aragón

Tras los jóvenes y los crianzas, nos metemos de lleno en el aprendizaje y conocimiento de los reserva

INÉS MARTÍNEZ

Vamos avanzando en nuestro objetivo de aprender a catar vino desde cero. Primero fue 'Cómo se cata un vino', luego 'Cómo se cata un rosado', un blanco y un espumoso. Después fuimos profundizando un poco más con los tintos jóvenes y los crianzas y ahora le toca el turno a los reservas.

Como siempre, para entrar en materia contamos con la colaboración de José Ramón Jiménez, 'El Educador en vinos', que nos guía en el aprendizaje.

Para identificar un reserva nos tenemos que fijar en la etiqueta, que siempre (en Rioja) será rojo burdeos. Los reservas deben obligatoriamente estar 3 años entre barrica y botella, de los que al menos 1 debe ser en barrica, el resto en botella. La elaboración, el tipo de barrica o las uvas son otros factores que tienen su función a la hora de laborar un reserva. En general, son vinos que no se pueden pedir por copas en los bares.

Color

Tonos más pálidos, rojos homogéneos, color a uva menos potente y aparecen los tonos teja.

Olor

Perfume a madera. Fruta suave y madura. Algo de especias. Muy equilibrados debido al tiempo de reposo en botella.

Sabor

Son vinos de entrada muy suave que se abren mucho en boca. Suelen ser muy redondos, en todas las partes de la boca se notan los sabores y nada predomina.

Fotos

Vídeos