Txakoli o Rioja: las uvas de la discordia

Txakoli o Rioja: las uvas de la discordia

En 1910 un batzoki bilbaíno celebró una votación para decidir si serviría únicamente txakoli o también rioja

ANA VEGA PÉREZ DE ARLUCEA

Rastrear las hemerotecas en busca de anécdotas gastronómicas aumenta las dioptrías pero también la diversión. A fuerza de despistojarse encuentra uno historias tan locas que parecen mentira, sucedidos chirenes dignos de los guionistas de 'Vaya semanita'. Para muestra, un botón: el 4 de abril de 1910 el periódico 'El Imparcial' dedicaba espacio en su portada a una curiosa votación convocada en Bilbao.

Con ochenta socios y ochocientos duros de presupuesto estaba prevista la apertura de un batzoki en la calle Somera. Conocido más tarde como 'la taberna de los Cien', este establecimiento pretendía convertirse en centro de reunión de los simpatizantes nacionalistas del Casco Viejo que, como era común entonces a todas las ideologías, se animaban más a participar si entre debates y proclamas se podían refrescar el gaznate. El caso es que apenas concebida la idea de abrir el batzoki, surgió una discordia entre sus promotores. Tal y como cuenta la crónica enviada por un corresponsal bilbaíno, «los más intransigentes fundadores pretendían que en el establecimiento sólo se expendiese el vasco chacolí y de ningún modo vino castellano». El asunto se valoró, se discutió y finalmente se llevó a votación entre los socios para decidir si el vino era político, si había que poner límite geográfico al avituallamiento y si era cosa grave no ser nacionalista en el beber. El resultado fue de 74 votos a favor de la imparcialidad del vino.

Un comisionado de la Sociedad fue enviado a La Rioja para comprar el victorioso líquido apolítico y aquí paz y después gloria. Porque tal y como dirían Joxepo y su cuadrilla, una cosa son las ideas y otra es el vino. Y ya se sabe que tras unos cuantos tragos, el vino de Asunción no es blanco ni tinto ni tiene color. Tampoco ideología.

Leer más

 

Fotos

Vídeos