Valdemar invierte 20 millones en una nueva bodega y viñedo propio en EEUU

Arriba, Jesús, padre, con Ana y Jesús Martínez Bujanda en una colina donde plantarán viñedo, y, abajo, simulación de la nueva bodega. / L. R.
Arriba, Jesús, padre, con Ana y Jesús Martínez Bujanda en una colina donde plantarán viñedo, y, abajo, simulación de la nueva bodega. / L. R.

El grupo riojano es el primero del mundo que apuesta por Washington State, la segunda región vitícola del país después de California

ALBERTO GILLogroño

Bodegas Valdemar da el salto, pero no lo hace a Rueda, Ribera del Duero o Rías Baixas..., sino a la pujante región vitícola estadounidense de Washington State. La familia Martínez Bujanda invertirá 20 millones de dólares en la edificación de una nueva bodega y en la compra de viñedo para levantar 'Valdemar Estates', donde prevé elaborar hasta 120.000 botellas para los segmentos altos del mercado norteamericano: «Descartamos otra denominación de origen nacional y pensamos en EEUU porque ahora mismo es quizá el país con mayor pujanza del sector del vino y, después de valorar California, la zona más conocida, optamos por algo más novedoso y descubrir Washington State», explica Jesús Martínez Bujanda, hijo.

De hecho, el bodeguero, que estudió en Seattle -la ciudad más poblada del estado-, trasladará en breve su domicilio a EEUU para supervisar los trabajos de la edificación y la compra de nuevos terrenos para viñedo: «Tenemos ya once hectáreas en propiedad para plantar y estamos cerrando también la compra de unas laderas con desniveles del 30% en una comarca montañosa donde hasta ahora nadie ha hincado viña». «Es decir -continúa entre risas-, puestos a hacer una locura, vamos dispuestos a todo».

Valdemar ya elaboró 12 toneladas de uva en una bodega de alquiler de la zona la pasada vendimia, con lo que dentro de un año podrá comercializar sus primeros vinos norteamericanos: «Tenemos contratos con proveedores históricos de la zona, propietarios de viejos viñedos mientras crecen los nuestros, y vamos allí a aportar nuestra experiencia para hacer vinos de calidad», explica Jesús Martínez Bujanda.

La inversión de Valdemar se convertirá en la primera de fuera de EEUU en Washington State -frontera con Canadá y Oregón en el noroeste de EEUU- y, en concreto, en el área vitivinícola de Walla Walla, la más turística del estado y con tradición vitivinícola desde 1840: «Seattle, la ciudad más conocida del estado, es extremadamente lluviosa pero las montañas, como sucede aquí en la Sierra de Cantabria, hacen efecto pantalla y, de hecho, Walla Walla es muy apta para el viñedo; eso sí, con un clima continental de muy amplios contrastes térmicos entre invierno y verano».

El precio del vino en EEUU, así como la pujanza del consumo, son factores que han llevado a Valdemar a tomar la decisión. De hecho, la bodega riojana prevé elaborar dos marcas para los segmentos de entre 50 y 100 dólares la botella y entre 100 y 200 dólares. Jesús y Ana Martínez Bujanda son la quinta generación de una familia de viticultores y bodegueros de Oyón. Jesús, padre, que a sus 72 años supervisa también el proyecto de EEUU, es una de las figuras claves del Rioja actual, ya que participó activamente (normalmente fuera del 'foco') en el desarrollo de la denominación de origen. Conde de Valdemar, que inició en el año 1985, fue su proyecto personal y ahora es el de sus hijos.

 

Fotos

Vídeos