La vendimia en Europa será el 14% inferior a la registrada el año pasado

Lucha contra las heladas este invierno en Chablís (Francia). :: Reuters/
Lucha contra las heladas este invierno en Chablís (Francia). :: Reuters

Francia, Italia y España son los países más afectados de una campaña marcada por el cambio climático: fuertes heladas y sequía

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

La organización europea que agrupa a las cooperativas y entidades agrarias comunitarias, Copa-Cogeca, ha hecho públicas esta semana nuevas cifras sobre la vendimia en la Unión Europea (UE), que supondrán niveles de producción históricamente bajos. Las estimaciones apuntan a una producción de vino del 2017 de 145 millones de hectólitros, debido fundamentalmente a las condiciones meteorológicas adversas del invierno y la primavera (heladas) y a los efectos del cambio climático con una fuerte sequía generalizada: «Este año, nuestros viñedos se han visto gravemente afectados por el impacto del cambio climático y condiciones meteorológicas adversas como las heladas y las sequías, de forma que estimamos que la vendimia será inferior en un 14% a la registrada el año anterior», avanzó el presidente del grupo de trabajo Vino del Copa-Cogeca, Thierry Coste.

La cosecha ha sido precoz en toda Europa, incluso con productores que han recogido las cosechas hasta dos meses antes de lo habitual. Según Copa-Cogeca, Francia, Italia y España son los dos países más afectados por las adversidades meteorológicas. En Francia, la vendimia alcanzará un nivel históricamente bajo de 37 millones de hectólitros como máximo, lo que supone un descenso del 18 % en comparación con el año anterior. En Italia, el nivel de producción se estima en unos 40 millones de hectólitros, lo que supondría un descenso del 26 % respecto al año 2016. La producción española se calcula que rondará los 36 millones de hectólitros, lo que supone un descenso del 20 % en comparación con la cantidad registrada el año anterior. Portugal es el único país donde se produce un aumento del 10 % respecto a 2016.

Muy buena calidad

Sin embargo, se espera que la calidad de la uva sea muy buena en toda Europa y «permitirá obtener un vino excelente», según el portavoz de las cooperativas europeas. Thierry Coste señaló que «se prevé un aumento de los precios, pero que no será suficiente para compensar a algunos productores por las pérdidas sufridas», por lo que insistió en la necesidad de afrontar las campañas con seguros agrariso contra las inclemencias meteorológicas.

En España, Ribera del Duero cerró la vendimia con 54,5 millones de kilos de uva, la cosecha más corta desde el año 2002 y muy lejos de entre los 90 y 133 millones de kilos que había recogido en los últimos cinco años. En Bierzo, apenas se superaron los 9 millones de kilos, un tercio menos de cosecha que el año pasado.

La Mancha se quedará en unos 20 millones de hectólitros frente a los casi 24 del año pasado (con una merma cercana al 20%), mientras que en Rioja, tal y como ha venido informando este diario, la cifra rondará los 350 millones de kilos de uva. La merma de producción respecto a la excepcional cosecha del año pasado sería de casi un 25 por ciento menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos