«Las ventas de Rioja no se recuperarán si la uva no modera sus precios»

Íñigo Torres, en uno de los balcones de la Federación de Empresarios. :: Sonia tercero/
Íñigo Torres, en uno de los balcones de la Federación de Empresarios. :: Sonia tercero

Las grandes bodegas miran con preocupación la vendimia y la 'tensión' de precios, que no se ha relajado como esperaban ante la campaña

ALBERTO GILLogroño

El director general del Grupo Rioja, Íñigo Torres, no oculta su preocupación por la quiebra que, tras la helada del año pasado, se produjo en lo que a él le gusta llamar la senda histórica de «crecimiento sostenido» de Rioja. La falta de uva tensionó los precios en origen y las ventas de vino embotellado se resienten en lo que va de año el 8%, mientras el precio de la cántara de vino no ha bajado en la medida de lo esperado. Torres, en vísperas de la firma de contratos por la uva de la presente vendimia, insiste en los mensajes de prudencia: «Las ventas de Rioja no se recuperarán si no se modera el precio de la uva».

- De una vendimia muy complicada entramos en otra que tampoco parece fácil...

- Nunca hay una vendimia fácil. El año pasado fueron las heladas y la sequía las que presionaron las necesidades de abastecimiento. Es cierto que esta campaña hemos tenido enfermedades fúngicas, pero el gran trabajo de los profesionales del campo ha permitido controlar el problema. Las expectativas de producción siguen siendo muy positivas. El máximo de potencial amparable son 486 millones de kilos y Grupo Rioja baraja, si no cambia nada, una cosecha de unos 470 millones de kilos de uva, que debería servir para asentarnos.

«No queremos la liberalización, pero sí un crecimiento suficiente y sostenible en superficie»

- ¿Por qué entonces esa preocupación por los precios?

- Lo más importante para el equilibro de Rioja son las ventas. Estamos cayendo el 4,66% en interanual, pero en acumulado, desde enero a julio, perdemos el 8%. La caída en parte es por falta de producto pero también por el aumento del precio en origen del año pasado. El éxito de Rioja se basa en el equilibrio. En el año 2016 la ratio [relación entre existencias y ventas] estaba en 2,84. El experto economista Emilio Barco sitúa la estabilidad de precios en 3,04. Es decir, desde el 2016 había mayor demanda de uva que oferta y se tensionaron los precios. Ahora mismo, con 470 millones de kilos esperados y las ventas interanuales, tendríamos la ratio en 3,03..., pero, si proyectamos el 8% de descenso acumulado a final de año, iremos a una ratio del 3,17. Cuanto más alta esté la ratio, más bajarán los precios en origen. Hay que volver a crecer en ventas y sólo es posible con una moderación.

- Tampoco el precio de la uva se disparó el año pasado como en 1999. ¿Por qué Rioja no es capaz de vender mejor, a mejor precio?

- El mercado del vino es muy competitivo. Estábamos creciendo en valor, pero poco a poco, y, si hay excesiva tensión, sufrimos. El objetivo es crecer en valor, pero también en volumen. Cada vez hay más compañías en Rioja, y con planes de crecimiento, lo que nos obliga también a crecer en volumen.

- Más rendimientos, más superficie... ¿Se puede crecer siempre?

- El espíritu de las principales DOPs españolas, y competidoras, así como de Rioja, es crecer. En los últimos 25 años, nuestra superficie ha aumentado el 1,41% anual; la producción, el 2,56%; y las ventas, el 3,75% anual. Es decir, hemos crecido en superficie, pero mucho más en comercialización. Es decir, necesitamos tirar de los rendimientos al alza para abastecer la demanda...

- ...me falta un factor en su ecuación, ¿crecer en valor?

- Seguramente los precios no han subido en la misma cuantía, pero la facturación global sí. Quería decir que en Grupo Rioja creemos que los rendimientos tipos del Consejo [100%] garantizan la calidad del vino, y a medio y largo plazo nos gustaría ir hacia allí. Para ello, necesitamos más superficie vegetal. Hay que plantar más viñedo y reducir rendimiento.

«Los rendimientos del 100% garantizan la calidad y para volver a ellos necesitamos más viñedo»

- ¿Qué pasa en la exportación, con caídas muy considerables en Reino Unido ('brexit'), pero también en Alemania, donde no lo hay?

- En Reino Unido influyen dos factores: el 'brexit', pero también que es un mercado muy maduro y es difícil subir precios. Alemania también es muy competitivo en ese sentido. La parte buena es que hay otros países, como Rusia, donde crecemos en volumen y aún más en valor.

- ¿Y qué nos pasa en España? ¿Corremos el riesgo de identificarnos con el 'low cost' del vino?

- Para nada. Al contrario. Si vamos a los estudios del OeMV, Rioja crece incluso por encima de la media de nuestros competidores. Pero este crecimiento, como decía, debe ser sostenido y es el gran objetivo. En España, Rioja ha tenido históricamente un liderazgo muy destacado. Cada vez las denominaciones de origen españolas hacen mejores vinos cuando antes partían de un escalón inferior y hay cierta regionalización en el consumo de vino. Se están tomando medidas, como las nuevas menciones, los espumosos de calidad, los blancos... Pero, además, es importante conseguir que la tarta sea más grande. Así, acciones como las de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) para fomentar el consumo moderado en España, que está en mínimos históricos, son muy importantes.

- ¿Ustedes sí están de acuerdo con las cuotas obligatorias de la OIVE?

- A nadie le gusta pagar, pero, si esos fondos son capaces de lograr ese objetivo de recuperar el consumo responsable en España, el beneficio será muy superior a las cuotas obligatorias también para Rioja.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos