El 80% de las ventas de vino de Rioja se lo reparten entre apenas 40 bodegas

Nave de barricas de una bodega de Rioja. :: /L.R.
Nave de barricas de una bodega de Rioja. :: / L.R.

La cifra de firmas activas se mantiene en el entorno de las 500, aunque sólo entre las 14 mayores empresas venden más de la mitad del vino con denominación

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Pese al incremento de registros embotelladores en los últimos dos años, hasta alcanzar los 607 a finales del 2017 (en el 2015 había 594), la comercialización de vinos de Rioja continúa concentrándose cada vez más en grandes compañías. De hecho, de los 607 registros, únicamente 501 de ellos fueron activos comercialmente el año pasado, según los últimos datos publicados por el Consejo Regulador en su Memoria 2017.

Asimismo, las catorce bodegas más importantes en volumen son responsables de la comercialización de más de la mitad del vino con DOCa Rioja durante el pasado ejercicio 2017.

607

bodegas con registro embotellador contabiliza el Consejo Regulador en el año 2017, aunque únicamente 501 de ellas fueron comercialmente activas.

15.080

viticultores contabilizó el Consejo el año pasado, casi un millar menos que en el año 2015 pese a que la superficie amparada aumentó en casi 1.000 hectáreas.

Se trata de bodegas catalogadas en la memoria con ventas superiores a los cinco millones de litros de vino y, si a éstas se suman las otras 31 con una comercialización superior al millón de litros, entre las 45 empresas de mayor tamaño de la denominación de origen, apenas el 8% del total de activas, venden prácticamente el 80% de todo el vino de Rioja.

Así las cosas, las bodegas pequeñas (las que venden por debajo del medio millón de litros), que suman 425 y suponen el 85% de las empresas comercialmente activas, se reparten menos del 13% de la tarta comercializadora anual de vinos de Rioja. Si a éstas se añaden las medianas (las 31 que vendieron entre medio y un millón de litros) la porción de ventas supera sólo ligeramente el 20% del total de la comercialización de vino amparado.

Pese a que el número de bodegas pueda parecer a primera vista elevado (607, de las que 501 estuvieron comercialmente activas en el 2017), realmente no lo es si se atiende a las estructuras de comercialización de otros países europeos con tradición vitivinícola como Francia o Italia.

En este sentido, mientras que en España apenas hay algo más de 4.000 bodegas, en Francia la cifra alcanza las 31.000, mientras que en Italia el dato se dispara hasta los 35.000 productores reconocidos de vino.

Viticultores, a la baja

En cuanto a los viticultores, con datos a 31 de diciembre del año pasado, hay 15.089 en el conjunto de la denominación de origen, de los que 6.412 está asociados a cooperativas, mientras que el resto, 8.678, trabajan por su cuenta. La cifra va también a la baja ya que, por ejemplo, en el año 2015 había 16.039, 9.311 por su cuenta y 6.728 adscritos a cooperativas. Al mismo tiempo, la superficie de cultivo continúa incrementándose al pasar de 64.561 hectáreas en el año 2015 a las 65.326 de finales del año pasado. Es decir, el fenómeno de la concentración también se produce en la tierra, con menos viticultores pero con más hectáreas de viñedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos