207 vigilantes de vendimia y 16 técnicos de apoyo

Además de los agricultores y vendimiadores, la campaña en Rioja incluye entre su nómina de trabajadores otros perfiles como los que requiere el órgano de control responsable de supervisar los traslados de uva y la entrada en bodega, escrutar las zonas limítrofes de la Denominación de Origen, verificar la calidad de la producción y coordinar a los vigilantes de vendimia. Se trata del personal contratado por el Consejo Regulador principalmente para controlar la entrega y el pesaje de las uvas en cada una de las básculas ubicadas en los centros de elaboración con terminales donde se procesan los datos en cada tarjeta de viticultor. El Consejo contó el año pasado un total de 207 vigilantes de vendimia, además de otros 16 técnicos de apoyo que colaboran en las labores inspectoras con el órgano de control.

A todo ese personal contratado específicamente para atender las necesidades durante la campaña hay que sumar los ocho veedores del Consejo Regulador y su director, así como una parte de la plantilla que gestiona todo el área administrativa y que suma otros ocho profesionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos