Vino Forbes

Exterior del Museo Vivanco de la Cultura del Vino. :: /
Exterior del Museo Vivanco de la Cultura del Vino. ::

La prestigiosa revista de EEUU dedica un amplio reportaje al Rioja y otros atractivos de la comunidad en su último número

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

La Rioja y el vino al que da nombre son desde hoy más conocidos aún en el mundo entero. El amplificador para significar internacionalmente sus virtudes no ha sido esta vez un medio cualquiera, sino una de las revistas de referencia en el ámbito de los negocios y las finanzas a escala global como es Forbes. Editada desde EEUU y fundada en 1917, la publicación identificada entre el gran público por el listado que periódicamente elabora con las personas más ricas del planeta, ha reservado en su centenario un espacio para glosar a sus millones de lectores en distintos países las singularidades de la región, invitando a conocer un puñado de sus rincones y bodegas singulares.

John Oseid firma el reportaje titulado 'Rioja: a top Spanish wine region gets its due' en el que describe su paso por un territorio «rodeado por imponentes montañas y bendecido con distintos microclimas que le permiten la producción de abundantes tesoros de su tierra», además de ofrecer interminables recorridos por paisajes trufados de viñas e historia.

El periplo que describe con todo detalle las sensaciones que asaltan al visitante arranca en Briones, con una parada reposada en Bodegas Vivanco y su Museo de la Cultura del Vino. Oseid se reconoce impresionado por la abrumadora colección de piezas y herramientas históricas relacionadas con la viticultura acompañadas con una profusa explicación sobre la historia y las vicisitudes de Rioja. Un recorrido que incluye las 220 especies de variedades de uva que pueblan el jardín exterior y, como no, las delicias gastronómicas de un menú de patatas con chorizo, bacalao o chuletillas de cordero (roast baby lamb).

Forbes destaca en sus páginas a bodegas como Vivanco, Muga y Conde de los Andes

El enviado de Forbes enfila sus pasos también hacia Haro y las instalaciones de Muga, de donde enfatiza sus centenarias barricas de roble o los tradicionales sistemas de fermentación. Desde ahí se dirige a la Bodega Conde de los Andes de Ollauri y la «misteriosa experiencia» que supone atravesar sus calados. Con el Hotel Los Agustinos como estancia base para recorrer esta parte de la comunidad, el periodista subraya también en la Ruta del Vino la labor de David Moreno en Badarán y estructuras llamativas a sus ojos como los guardaviñas que sobresalen en las rutas que ofrece el entorno. Advirtiendo de que las posibilidades no se agotan ahí, hace referencia a otros gozos para el paladar como el queso de Los Cameros que recomienda saborear con vino. De Rioja, of course.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos