La Cata de la Estación ya tiene más de 3.000 entradas vendidas

Locomotora en la entrada al barrio de la Estación de Haro. :: j.l./
Locomotora en la entrada al barrio de la Estación de Haro. :: j.l.

La venta anticipada, que terminó el martes, ha acabado con el cupo previsto y el balance de este periodo es «positivo»

J. L.

haro. La Cata del barrio de la Estación de Haro afronta los últimos diez días antes de abrir su edición más especial, el próximo 16 de junio, con más de 3.000 entradas vendidas.

El pasado martes se cerró el plazo para adquirir una de esas entradas de manera anticipada a un precio de 80 euros. Y tras ese periodo, el balance es «positivo».

PROGRAMA

uSiete bodegas
López de Heredia Viña Tondonia, Cvne, Gómez Cruzado, La Rioja Alta, S.A., Viña Pomal Bodegas Bilbaínas, Bodegas Muga y Bodegas Roda.
u Gastronomía
Siete platos exclusivos elaborados por los Estrella Michelín Francis Paniego y los hermanos Echapresto.
uConciertos
Los asistentes disfrutarán de actuaciones musicales por el barrio durante la jornada.

El presidente de la Asociación de Desarrollo del Barrio de la Estación, Agustín Santolaya, asegura estar «muy satisfecho porque cuando se hace algo diferente nunca se sabe cómo va a salir».

Santolaya reconoce que ha notado «muchísimo interés por parte de gente con ganas de ir a la Cata» y ahora solo espera que «el tiempo acompañe, aunque también se puede disfrutar de esta día con todo tiempo de clima».

Salvo el tiempo, bromea Santolaya, «está todo atado porque es un evento que se ha hecho con mucha previsión».

Además de las entradas retiradas por patrocinadores, el evento ha conseguido vender más de 2.700 billetes a escasos diez días del gran día. La organización asegura que las cerca de 500 que quedan se acabarán vendiendo estos días. La pasada edición se despacharon mil entradas en las dos últimas semanas.

Sobre los asistentes, el responsable de Bodegas Roda anuncia que «van a acudir bastantes agencias de receptivo para ver el producto, con la intención de venderlo en ediciones sucesivas».

Aunque recuerda Santolaya que el evento nace con periodicidad bienal, anuncia que «el año que no haya Cata hay intención de salir al extranjero para promocionarlo de cara a la edición siguiente».

E insiste: «Es un gran evento que supone una grandísima oportunidad para La Rioja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos