'Hoy catamos...' Bordón

Justo Rodriguez

Catamos un clásico orgulloso de sus orígenes

Inés Martínez
INÉS MARTÍNEZLogroño

Un clásico de Rioja que no decepciona. Esta es seguramente la frase que mejor representa lo que es Bordón, de Bodegas Franco Españolas, un vino orgulloso de sus orígenes y de su historia. Como explica Rubén Provedo, enólogo de la bodega, no es sencillo conseguir mantener la esencia de un vino durante 125 años: "La Rioja tiene muchas subzonas, de las que nos nutrimos año tras año para conseguir una igualdad. Si tienes un año más fresco o seco, te vas a zonas más altas. Nuestro estilo es desde el principio el mismo, que es nutrirnos de todas las zonas de Rioja".

Justo Rodriguez

Y ese orgullo por su historia se resumen perfectamente en la frase que lleva la nueva etiqueta de este vino: "Pensarás que soy un borde, y quizás tengas razón. Descaradamente clásico. Pero te confesaré algo: estoy harto de modas, de etiquetas, de postureos. No me disculpo por ser quien soy, un clásico de Rioja con más de 125 años de historia. Me gusto. Y si a ti no, es porque todavía no me has probado. No soy borde, soy Bordón".

"Lo que siempre se busca en un clásico de Rioja es la elegancia", explica Provedo, "que sea de trago largo y fácil de beber pero que te deje en la boca largura e intensidad"

Color

De color rojo y ribetes rubí

Nariz

Como explica el Educador en Vinos, "recoge los aromas tradicionales de Rioja. Con un toque de garnacha que le da algo de golosidad, manteniendo fruta y madera". Tiene, además, marcadas notas de frutas maduras, recuerdos de tostados y apuntes a vainilla.

Boca

En boca destaca su paso suave con buena estructura y taninos elegantes. Su final aporta notas de frutas y especias. De trago largo, que se suaviza, pero queda. "Al darle el toque de fruta, la complejidad es mayor", explica Provedo.

Elaboración

Realizada la selección del fruto, la elaboración se basa en el despalillado de los racimos y la molturación suave de las bayas. Después de la fermentación alcohólica y concluida, la desacidificación maloláctica el vino pasa a la barrica de roble blanco americano (Ohio) de tostado medio. El vino permanece en barricas durante doce meses y su crianza es interrumpida cada seis meses para efectuar el tradicional trasiego de barrica a barrica.

Maridaje

Legumbres, carnes blancas y a la brasa, queso de oveja, pastas y frituras en general.

Justo Rodriguez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos