Un nuevo vino de siempre

Dionisio Ruiz Ijalba con el nuevo crianza en la nave de barricas de la bodega logroñesa. /Justo Rodriguez
Dionisio Ruiz Ijalba con el nuevo crianza en la nave de barricas de la bodega logroñesa. / Justo Rodriguez

La bodega logroñesa Viña Ijalba presenta su nuevo crianza 2015

PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Viña Ijalba acaba de lanzar al mercado su nueva 'premier': el Ijalba Crianza 2015, un vino que llega cargado de novedades y que permanece fiel a la filosofía del fundador de esta bodega, Dionisio Ruiz Ijalba, un verdadero pionero del Rioja. A él se le debe la transformación y recuperación de muchos suelos para fomentar y realizar una viticultura de calidad: terrenos en laderas, poca profundidad y poco vigor que ofrecen una pequeña producción de uvas de gran calidad. Éstas han sido las claves de bóveda de una bodega que siempre ha tenido un clarísimo carácter familiar y que ahora lidera la segunda generación de esta familia.

Marca el viñedo

VIÑA IJALBA

Crianza 2015
Variedades
Tempranillo (90%) y graciano (10%).
Zonas del viñedo
San Vicente de la Sonsierra y alrededores de Logroño.
Cata
Color rojo cereza. En nariz destacan las frutas rojas en mermelada y los torrefactos. En boca sobresale su acidez y la sensación de carnosidad.

Como explica el enólogo de la bodega, Pedro Salguero, este crianza prosigue con la filosofía de la casa: «Nos marca mucho el viñedo y la calidad de las uvas. Su procedencia es San Vicente de la Sonsierra y diferentes parcelas de la zona de Oyón. Hacemos un coupage que le dota de personalidad al vino porque sobre una gran base de tempranillo colocamos el graciano, que aporta frescura y una acidez que lo dota de amplitud y elegancia». El enólogo explica que este vino representa de manera muy fiel el concepto de Viña Ijalba: «Somos Rioja pero con una personalidad muy acentuada», sostiene.

La crianza se desarrolla en roble americano durante doce meses y la clarificación es totalmente natural: «Queremos que la madera esté presente pero de una forma sutil, que aparezca la fruta, pero que se perciba el vino como redondo y completamente ensamblado. Hemos buscado taninos muy pulidos para que el resultado final sea un vino amable, que pida seguir disfrutando de él».

Viña Ijalba es innovación, investigación, diferenciación y protección del medio ambiente, un modelo de elaboración de vinos con rigor y personalidad desde la fundación de esta bodega. Y todas cualidades se reflejan en este vino, que ha cambiado su presentación y que sigue evolucionado para ofrecer las mejores sensaciones de placer.

Pedro Salguero explica que el carácter del vino lo hace muy apropiado para disfrutarlo con muchos platos y recetas y más en esta época de Navidad en la que se suceden los encuentros familiares: «Resulta muy apropiado para un estofado, para una carne, un pescado al horno, pero también para unas verduras», aconseja.

 

Fotos

Vídeos