Viticultores de La Rioja Alta crean mañana su propia asociación para defender sus intereses

Reunión de viticultores de La Rioja Alta el pasado verano, que fue el germen de Avira. :: /Diego Marín A.
Reunión de viticultores de La Rioja Alta el pasado verano, que fue el germen de Avira. :: / Diego Marín A.

El grupo, promovido por socios de Asaja, cuestiona los repartos de viñedo y la política de rendimientos al entender que «sólo beneficia a La Rioja Baja»

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Las tensiones territoriales se agudizan en Rioja. Un grupo de viticultores de La Rioja Alta -promovido por socios de Asaja, entre ellos su vicepresidente primero, y que ya advirtieron este verano de que podrían plantear una escisión en el sindicato agrario- prevé constituir mañana en Haro una nueva agrupación para defender sus intereses.

Avira (Asociación de Viticultores de La Rioja Alta) ha convocado la asamblea constituyente este viernes a las 20 horas en la cooperativa Virgen de la Vega y, aunque por el momento no se plantea la escisión de Asaja, tienen claro que deben agruparse para defender sus intereses: «Rioja está tomando una deriva que, como estamos comprobando día a día, perjudica los intereses de la comarca», explican fuentes del colectivo. En este sentido, aluden expresamente a los repartos de plantaciones de viñedo de los últimos dos años, que han recaído en grandes extensiones de tierra en gran parte de La Rioja Baja, y también a las decisiones sobre rendimientos de producción del Consejo Regulador: «Apostamos por un reparto del viñedo social y zonal, porque no puede ser que el 70% vaya para La Rioja Baja, y tampoco estamos de acuerdo con la política de rendimientos del año pasado y que se quiere continuar en este».

Las fuentes, que prefieren guardar el anonimato hasta la constitución de la asociación, recuerdan que ya se opusieron a la asignación del 115% para las zonas no heladas el año pasado y advierten de que «no es el momento, cuando no se sabe qué va a pasar con el viñedo el año próximo, para asignar rendimientos como ya se está promoviendo desde el Consejo Regulador». «Entendemos -continúa- que habrá que esperar a la primavera antes de tomar decisiones de este tipo». El portavoz de Avira señala que «hay un cabreo generalizado en toda la comarca porque los acuerdos de los grandes grupos siempre benefician a La Rioja Baja y así está sucediendo también en el caso de las cooperativas, ya que las más importantes de nuestra zona o no están en el Consejo o no tienen información de lo que está pasando».

Avira es consciente de que con la última reforma de estatutos de la Interprofesional, que elevó el porcentaje mínimo de representatividad al 10% de la rama productora o comercial, es prácticamente imposible entrar en el Consejo Regulador, pero «animamos a viticultores y socios de cooperativas de la comarca a acudir este viernes a Haro a la asamblea constituyente y defender nuestros intereses, empezando por la Consejería de Agricultura».

Fotos

Vídeos