AGE actualiza a 85 y 71 céntimos para tintas y blancas su acuerdo quinquenal en Fuenmayor

AGE actualiza a 85 y 71 céntimos para tintas y blancas su acuerdo quinquenal en Fuenmayor
Justo Rodriguez

La operación, la primera de la actual campaña, cuantifica la parte variable de esta vendimia en 0,75 euros para uvas negras y 0,60 para blancas

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Bodegas AGE ha actualizado su contrato quinquenal con la Agrupación de Viticultores de Fuenmayor a 0,8512 euros para el kilo de la uva tinta y a 0,7162 para la uva blanca, a partir de una base de 88 céntimos (negras) y de 75 (blancas) pactada en marzo del año 2017 y con garantía hasta la vendimia del 2021.

La operación, por más de seis millones de kilos entre tintas y blancas, es la primera que formaliza un precio concreto para la presente campaña y, además, una de las más importantes del sector de Rioja, que muchas bodegas toman como referencia para la aplicación de la parte variable de los contratos que suscriben con sus proveedores de uva, cada vez más extendidos en el conjunto de la denominación.

Así las cosas, la variable (el 25%) se firma a un precio de 75 céntimos para el kilo de uva tinta y de 60 euros para la blanca, en una campaña tranquila relativamente desde el punto de vista vitícola, salvo en las zonas afectadas por las heladas y en las del reciente pedrisco, pero muy nerviosa desde el punto de vista de los precios.

Primera operación. Ambas partes protagonizaron también el año pasado la primera operación importante de la campaña.

En este sentido, el inicio del verano planteaba un escenario más bien pesimista ante el mal comportamiento de las ventas de vino etiquetado durante 2018 y lo que llevamos de año, pero poco a poco se ha ido animando el mercado interno por dos motivos fundamentales: la limitada calidad del vino del 2018 y la magnífica esperada para esta cosecha (a falta del mes trascedente, eso sí), lo que ha despertado el apetito de las bodegas, y, por otro, el reducido peso de las bayas y de los racimos, que hacen presagiar una cosecha más corta de lo esperado.

De hecho, si los rumores comenzaban aventurando precios de 60 o 65 céntimos para la uva tinta, en los últimos días se habla de los 80, mientras que para la uva blanca las perspectivas iniciales eran bastante peores, aunque poco a poco también van cambiando los ánimos.

La Agrupación de Viticultores de Fuenmayor mantiene desde el año 2010 una relación estrecha con la bodega del grupo Pernod Ricard Winemakers España -la compañía que más Rioja vende y a la que pertenecen, además de AGE, Campo Viejo e Ysios-, con distintos contratos plurianuales que ha ido renovando y que suponen la compra de toda la producción de los agricultores asociados.

En este sentido, en marzo del año 2017 ambas partes renovaron el acuerdo hasta la vendimia del 2021, con un precio base pactado de 88 céntimos por kilo de uva (para tres cuartas partes del contrato), mientras que el 25% restante se negocia cada año en función de la situación del mercado.

Fuentes de la agrupación de viticultores consideran el acuerdo «positivo, como todos los que llevamos firmando con la bodega desde el 2010». «Nos proporciona estabilidad -continúan- y nos permite trabajar con tranquilidad, al margen de que puedan conseguirse precios superiores en contratos a un año y en otros, como éste, que serán mejores». Si bien se trata de un contrato a varios años, es decir, diferente a los que se firman exclusivamente para una campaña, marca una tendencia orientativa para los precios, presionados por una ratio (relación entre existencias y ventas) elevada.

De hecho, en zonas como Cava, tanto en Cataluña como en otras regiones, se han producido estos días movilizaciones y protestas de viticultores por los precios ofrecidos por las grandes compañías que, denuncian, no llegan a cubrir los costes de producción.