Agricultura afronta 25 contenciosos por los repartos de viñedo de los años 2016 y 2017

Imagen de archivo del consejero Íñigo Nagore, en una reunión con las organizaciones agrarias y las cooperativas. /Juan Marín
Imagen de archivo del consejero Íñigo Nagore, en una reunión con las organizaciones agrarias y las cooperativas. / Juan Marín

El TSJR respalda hasta ahora la actuación de la Consejería con siete sentencias favorables y sólo una en contra

ALBERTO GILLOGROÑO.

La Consejería de Agricultura ha afrontado treinta y tres recursos judiciales contra las resoluciones y revisiones de oficio denegatorias de autorizaciones para plantar viñedo en los años 2016 y 2017, veinticinco de ellos pendientes de sentencia, aunque con la tranquilidad, al menos de momento, de que en siete casos la Justicia ya ha respaldado la actuación de la administración y únicamente en uno ha dado la razón a una de las solicitantes de plantaciones.

Asimismo, la gran mayoría de revisiones de adjudicaciones iniciales y de denegaciones de acceso a las plantaciones solicitadas se han resuelto a favor del departamento del Gobierno regional en la vía administrativa, con lo que el caótico proceso de repartos de viñedo de 2016 y 2017 tendrá una resolución, más o menos, razonable.

LAS CIFRAS

Expedientes con concesión de viñedo inicial revocada con apoyo del Consejo Consultivo
142, de los que 24 han presentado recurso contencioso administrativo, con siete sentencias a favor de la Consejería y 17 pendientes de resolución judicial.
Expedientes con concesión inicial sin efecto por incumplimiento de condiciones
67 resueltos sin que ningún titular haya recurrido judicialmente.
Expedientes por denegación de nuevas plantaciones desde el inicio
158 (de los años 2016 y 2017), de los que 9 presentaron recurso contencioso, con una resolución a favor de la Consejería y una negativa (8 pendientes).

Quedan pendientes de resolver veinticinco expedientes judiciales de un proceso administrativo complicado hasta el extremo y que provocó fuertes críticas sociales, sectoriales y políticas, con la petición incluso en varias ocasiones de la dimisión del consejero de Agricultura, Íñigo Nagore.

Tal y como ha venido informando regularmente Diario LA RIOJA desde el polémico primer reparto de viñedo del año 2016, la Consejería decidió revisar las condiciones de acceso y los expedientes de adjudicación inicial tras publicar la primera lista de adjudicatarios, que provocó una fuerte contestación social, y tras detectar numerosos casos de creación ficticia de las condiciones para acceder de forma prioritaria a las autorizaciones de nuevo viñedo.

El cambio de los criterios de reparto tradicionales hasta entonces, marcados por el Ministerio tras la nueva OCM del Vino, provocaron que, por primera vez, los viticultores dejaran de ser el grupo prioritario para acceso al nuevo viñedo con la idea de primar a jóvenes profesionales agrarios pero sin explotaciones vitivinícolas.

Lo que se comprobó, sin embargo, es que buena parte de la demanda de plantaciones era en realidad de familiares o personas directamente vinculadas a viticultores, que solicitaban el viñedo a modo de 'testaferros'. Es decir, una práctica fraudulenta hasta el punto de que Nagore empezó a revisar uno por uno los 197 expedientes iniciales de adjudicación del 2017 y buena parte de los del 2016, comenzando por los de más superficie.

Las cifras

La Consejería de Agricultura revocó en primer lugar 67 expedientes de adjudicación inicial de autorizaciones de viñedo del año 2016, lo que se tradujo en 65 renuncias por parte de los propios interesados y en otras dos resoluciones favorables al departamento que todavía dirige en funciones Íñigo Nagore, sin llegar al contencioso administrativo.

Asimismo, la Consejería resolvió otros 142 expedientes del 2016 y 2017 apoyado en los dictámenes favorables del Consejo Consultivo a la revocación de su primer acto de adjudicación inicial, de los que 118 se cerraron también a su favor en vía administrativa, mientras que veinticinco fueron recurridos por los adjudicatarios ante el contencioso: siete cuentan con sentencia favorable a la Consejería, mientras que diecisiete están pendientes de resolución judicial.

Asimismo, otros 158 expedientes a los que se denegó desde un principio la solicitud de nuevas plantaciones presentaron recurso de alzada ante la propia Consejería y únicamente nueve, todos del reparto de 2017, continúan litigando en los tribunales, con una sentencia favorable a la administración y una a favor de la administrada (siete pendientes). Así las cosas, la Consejería ha revisado y denegado 367 expedientes de acceso a nuevas plantaciones correspondientes a los años 2016 y 2017, 33 de los cuales acabaron en los tribunales (menos del 10%).

Los repartos volverán en el año 2020, pero ya con criterios sociales

Aunque no se conocerán las cifras definitivas hasta que esté terminado el proceso de revisión, la Consejería de Agricultura repartió inicialmente cerca de 1.000 hectáreas de nuevo viñedo en los años 2016 y 2017, aunque tras las denegaciones, las plantaciones efectivas serán notablemente menores, por lo que habrá que ver cómo se reparten finalmente. El proceso ha sido extraordinariamente conflictivo y, de hecho, los mayores adjudicatarios de viñedo del 2016 con 20,5 hectáreas, fueron incluso denunciados por la Consejería de Agricultura por supuestos delitos de falsificación en documento oficial, estafa y prevaricación al considerar que la documentación presentada había sido manipulada en su favor.

El juez, sin embargo, archivó la causa penal en primera instancia, si bien la Consejería, de nuevo con apoyo de la Fiscalía, ha recurrido la sentencia. En el 2018 y en el 2019 no hubo repartos de nuevo viñedo por acuerdo del Consejo Regulador con la idea de solucionar el problema de las normas de reparto, la exclusión de los viticultores del grupo prioritario y la eliminación de la fórmula del prorrateo. Estos problemas ya han sido resueltos con nuevos criterios de reparto, con garantías de distribución 'social', y las adjudicaciones volverán a partir del 2020 y 2021: entre 1.200 y 2.000 hectáreas para el conjunto de Rioja (sobre todo La Rioja, pero también parte en Álava y Navarra).

Más