g.l.r.

Andreu: «El sector del vino necesita digitalizarse para diversificar los modelos de negocio»

La presidenta de La Rioja cree que si el sector apuesta por la I+D mejorará su competitividad, será más rentable y reducirá la huella medioambiental

LA RIOJA

Esta mañana se ha celebrado el II Congreso Nacional de Digitalización y Vino, 'Wine Next Generation'. Un evento organizado por la Federación del Vino donde la presidenta de La Rioja ha intervenido para recalcar que este sector necesita apostar por la digitalización y la I+D para «diversificar los modelos de negocio; crear nuevos nichos de mercado y favorecer el emprendimiento, con la posibilidad de atraer a jóvenes y mujeres al medio rural».

El Ejecutivo riojano, según ha asegurado Concha Andreu, apuesta por «la transformación verde y digital del sector a través del Plan de Transformación de La Rioja y de su proyecto concreto: Ennoregión» que ayudará a «identificar tendencias y buscar sinergias entre este sector y las empresas tecnológicas para acelerar el proceso de digitalización en el mundo del vino».

No solo afirma que la innnovación es necesaria en el vino, si no también en el sector primario y agroalimentario para «mejorar su competitividad, a ser más rentable, y a reducir la huella medioambiental, apostando por una mayor eficiencia en la utilización de los cada vez más escasos recursos naturales; algo clave ante las actuales crisis climática y de biodiversidad». Además, ha destacado que permite incrementar «las oportunidades en el medio rural, fijando población a través del emprendimiento y atrayendo talento«.

Este camino es una opción que puede hacerse posible gracias a las herramientas del Plan Estratégico de la PAC; el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España; el Plan de Transformación de La Rioja y la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario y del medio rural«, que establecen las coordenadas de esta revolución de la agricultura, la ganadería y el sector agroalimentario».

La presidenta de La Rioja ha concluido que «la alta capacitación técnica, el carácter emprendedor y el perfil innovador de nuestro sector agrario y agroalimentario, sumado al apoyo que las políticas públicas van a ofrecer para esta transición, nos colocan en una excelente posición de partida para avanzar hacia el futuro».