Julia San Miguel Gangutia, Teresa López, Estanislao Gangutia, María del Valle Barrioseta, Fernando Gangutia y Valle Gangutia. / Justo Rodríguez

'150 años + 1' de saber hacer riojano

Tonelería Gangutia celebró ayer en el Círculo Logroñés su 150 aniversario como entidad artesanal que ya va por su quinta generación

Irene Echazarreta
IRENE ECHAZARRETA

Llegó el momento del reencuentro y de reconocer la labor de una tonelería que, desde hace '150 años + 1', sigue destacando y traspasando fronteras por su buen hacer. Porque mantener viva una entidad artesanal con más de siglo y medio no es nada fácil. Requiere de mucha constancia, trabajo y tesón, más incluso que la del propio fundador, Estanislao Gangutia, que fue quien erigió, en el año 1870, esta compañía cenicerense que ya va por su quinta generación.

Y a todo esto se rindió homenaje ayer en el Círculo Logroñés con motivo del aniversario de «una historia tan cortita que ya ha durado 150 años». «Hace siglo y medio un tonelero de puerto dejó su tierra y vino a La Rioja a buscar trabajo, justo cuando empezó a crearse la Denominación, y empezó a trabajar en diferentes bodegas. Y este fue el momento que siempre hemos considerado que ha sido cuando nació nuestra empresa, no tanto con la idea de organización social, sino con la acepción que da la RAE de ella: 'Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo'», explicó Fernando Gangutia, que hoy regenta la tonelería.

Una cuestión en la que también quiso incidir Marcos Jiménez, alcalde de Cenicero. «En Tonelería Gangutia ya llevan '150 años + 1', que no son pocos. Hay muchas empresas que empiezan, pero no es comenzar y ya está, sino continuar. Aquí ya van por la quinta generación, han ido dejando el testigo y la constancia, el trabajo y la dedicación han sido los factores que les han propiciado el resultado actual».