AVIRA critica por «excesivos» los rendimientos establecidos en la normas de vendimia

AVIRA critica por «excesivos» los rendimientos establecidos en la normas de vendimia
Justo Rodriguez

La asociación ve con preocupación que, «como ya sucediera en el año 2017 con la helada, se atienda más al abastecimiento que a otra cosa»

L.R.

La Asociación para la Vitivinicultura de La Rioja Alta (A.V.I.R.A.), considera que el Consejo Regulador de la D.O.C.a Rioja «no vela por la calidad de la uva, sino por la cantidad», como ha explicado en una nota.

A.V.I.R.A., cuestiona por «excesivos» los rendimientos de campaña aprobados la semana pasada por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja A.V.I.R.A. considera que se está primando la cantidad de uva por encima de la calidad, «cuando la principal función del Consejo Regulador debe de ser la contraria». La asociación ve con preocupación que, «como ya sucediera en el año 2017 con la helada, se atienda más al abastecimiento que a otra cosa y más en un momento en que la caída de las ventas de vino etiquetado con D.O.Ca. Rioja se agrava, lo que puede acabar perjudicando seriamente a los precios de la uva para la próxima vendimia».

A.V.I.R.A. critica también la creación de un mercado paralelo de vino de mesa durante los últimos años. Asegura que se trata de un mercado que «favorece a determinadas bodegas y cooperativas y perjudica en general al sector del Rioja por cuanto botella que se venda sin etiqueta es botella que no se vende con la etiqueta de la D.O.Ca. Rioja». Por otro lado, llama a la reflexión de las organizaciones de productores, cooperativas, UPA y Arag-Asaja que, aseguran, «con sus votos han permitido sacar adelante estas normas de vendimia junto con las grandes bodegas». Advierte también del «grave problema territorial que se está creando favoreciendo a los mayores productores de uva». La asociación considera que «no hay uva de forma generalizada para, que al margen del rendimiento amparado del 101% elevar un posible stock o una bolsa paralela de vino de mesa, con otro 9% adicional y considera necesarias políticas mucho más prudentes en favor de la calidad pero también en defensa del mercado interno de la uva y vino, porque están en juego las rentas de miles de viticultores».