Pablo Hermoso, Ingrid Steinhoff, María Martínez de Luis, Fernando Ezquerro, Pablo Arrieta y Eva Hita, en un momento de la ceremonia. / Sonia Tercero

Bodegas del Medievo gana la cata solidaria de los Rotarios

El crianza de la bodega de la Aldea se impone entre 31 aspirantes en la XXX edición del concurso del Rotary Club de Logroño, que destina gran parte de los ingresos a la lucha contra la polio

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Bodegas Del Medievo, con su crianza 2019 del mismo nombre, se ha impuesto en la XXX Edición de la Cata de Solidaridad del Rotary Club de Logroño, una agrupación nacida, nada más y nada menos, que en 1928 y asociada a un Rotary Club Internacional con presencia en todo el mundo.

La cata solidaria cumple ya su XXX edición, «de forma ininterrumpida, incluso con la pandemia», recuerda Francisco Clavijo, coordinador del comité de cata del concurso del Rotary Club: «Algún socio de aquel entonces ya ha fallecido pero todavía tenemos compañeros que pusieron en marcha este concurso, que sigue siendo muy importante para el club».

Importante para los Rotarios, pero también para la lucha contra la polio en el mundo porque la recaudación de gran parte del vino que compran se destina a fines solidarios: «En los últimos diez años, la cata ha generado un millón de dólares en aportaciones para la lucha contra polio, que es una enfermedad que no se ha llegado a erradicar en el mundo y, de hecho, hemos visto recientemente algún caso concreto en Reino Unido y Nueva York», indica Clavijo. Pero, además, el Rotary Club de Logroño se reserva también algunas partidas para fines solidarios más cercanos: «Recibimos propuestas y cada año se decide en qué se emplean los fondos aquí en La Rioja». La cata Rotaria, además de para el propio club y para los programas solidarios, también es importante para las bodegas de Rioja ganadoras por la compra de un volumen importante de cajas de vino: «A nosotros nos da igual que sea una gran bodega, mediana o pequeña, sino que, con la mayor objetividad posible, convocamos la cata y no participamos en ella, sino que hay un jurado técnico que es el que decide cuál es el mejor vino».

«Esta cata concurso ha celebrado sus 30 ediciones de forma ininterrumpida»

En este sentido, Francisco Clavijo agradece a todo el equipo del Consejo Regulador de la DOCa Rioja su apoyo: «Cada año nos dan todas las facilidades, con la organización de un jurado independiente con representación de la Universidad de La Rioja, la Cofradía del Vino y técnicos del laboratorio de La Grajera (La Rioja), Evena (Navarra) y la Diputación alavesa, pero es que además la participación del Consejo es todo un impulso para la proyección internacional de la cata».

Al concurso pueden presentarse tintos de crianza o de reserva y en esta ocasión ha sido el crianza de Bodegas del Medievo el ganador: «Los dos anteriores ganaron reservas, pero, para nosotros, la garantía es que es un gran vino acreditado por un jurado profesional». En la ceremonia en que se dio a conocer al ganador asistieron el presidente del Consejo Regulador, Fernando Ezquerro, el alcalde logroñés, Pablo Hermoso, la consejera de Agricultura de La Rioja, Eva Hita, y la presidenta del Rotary Club de Logroño, María Martínez de Luis, entre otras personalidades.