S.T.

El nuevo vino de Bodegas Corral, Vendimia Seleccionada 2018

«Es un homenaje a la comarca donde plantaron sus primeras viñas, en Sojuela (La Rioja) hace más de 120 años», declaran

LA RIOJA Logroño

Bodegas Corral presenta su nuevo vino, Vendimia Seleccionada 2018, «un homenaje a la comarca donde plantaron sus primeras viñas, en Sojuela (La Rioja) hace más de 120 años», explican en una nota de prensa.

Para su elaboración seleccionaron parcelas de tempranillo (uva autóctona de la DOCa Rioja) situadas en laderas de Moncalvillo. En esa zona de la Rioja Alta localizaron en un suelo arcilloso ferroso viñedos entre los 400 y 600 metros de altitud en parcelas de menos de una hectárea. Cepas que tienen entre 20 y 60 años, cultivados en vaso al modo tradicional, y vendimiadas a mano en el mes de octubre de 2018.

Vendimia Seleccionada 2018, explican que es un vino con carácter, estructura y mucha fruta. Su elaboración «fue respetuosa y honesta, siguiendo los parámetros de sostenibilidad y ecología que rigen en la bodega, tratando de conseguir la mejor representación del tempranillo de la zona de Rioja Alta».

«Se decidió darle una corta crianza de 6 meses con el objetivo de ensalzar los aromas frutales sin que quedasen enmascarados por la madera», indican y puntualizan que «de esta manera han conseguido que la uva muestre su máxima expresión y personalidad con el toque elegante que le aportan sus meses de crianza».

El color rojo cereza con ribetes púrpuras de este vino limpio y brillante revelan una juventud con carácter. En nariz es una explosión de frutas rojas con toques de especias debido a su crianza en barrica de roble americano. En boca es sabroso y evocador. Se sienten las cerezas, las fresas y las frambuesas con un toque de acidez medio. El final de boca es espectacular, largo y con mucha vida, detallan.

Sostenibilidad y la ecología de Bodegas Corral

Hace cuatro años Bodegas Corral apostó por la sostenibilidad desarrollando un Plan Estratégico para 10 años. Comenzó trabajando de manera ecológica y sostenible las 30 hectáreas que tienen de viñedo propio. Posteriormente elaboraron una gama de vinos ecológicos y actualmente se encuentran en el desarrollo de varios proyectos con el objetivo de sostenibilidad y ecología 100% marcándose de objetivo el año 2024.

Dentro de su plan estratégico, están trabajando en los siguientes puntos, según detallan:

- Transformar los viñedos tradicionales de los proveedores de uva Bodegas Corral en ecológicos (110 hectáreas de viñedos en total).

- Reducción del uso de azufre en todos los procesos de elaboración y crianza.

- Reducción de la huella de carbono.

- Gestión del agua y energía:

- Agua: sistemas naturales de depuración del agua y optimización de su uso en todos los procesos.

- Energía: optimizar los recursos energéticos en todos los procesos. Plan de eficiencia energética.

- Obtención del certificado Wineries For Climate Change en 2020

- Obtención de la certificación ISO 14.001.

-Inversión de más en proyectos de I+D+i destinados a la mejora de todos los procesos.

- Desarrollar un plan para que su región se involucre y comprenda la importancia de lo sostenible y ecológico.

Desarrollar un enoturismo responsable y sostenible

En Bodegas Corral creen en una filosofía de empresa sostenible, construida sobre tres pilares: medioambiente, sostenibilidad del medio rural e inversión en I+D+i. Colaboran con el desarrollo medioambiental y social del entorno, por lo que su modelo de negocio se apoya en la sostenibilidad, el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático y por otro lado en el desarrollo de productos más naturales, saludables y ecológicos aportando así un valor añadido y un beneficio a los consumidores.

Bodega centenaria

Bodegas Corral fue fundada en 1898 por Don Saturnino Daroca, cosechero y bodeguero que plantó sus primeras viñas en Sojuela (La Rioja).

Después de diversas generaciones dedicadas al negocio y de tomar el nombre y el escudo de armas de la familia Corral, es a mediados de los cincuenta cuando la bodega se desarrolla comercialmente abriendo nuevos mercados.

En 1974 inaugura sus instalaciones en Navarrete (La Rioja), situándola en el eje de La Ruta Jacobea del Norte y la Ruta de Navarra. En este enclave se levantó en 1185 el complejo hospitalario y asistencial para peregrinos de San Juan de Acre, cuyos vestigios están dentro de la bodega.

En 2017 la Cámara de Comercio de La Rioja otorga a la bodega un reconocimiento por su labor en internacionalización. Y un año después, es seleccionada entre las cinco mejores bodegas de España en International Wine Challenge 2018.