Agotadas las plazas para la cata de 'El Vino Pródigo'

El viticultor Pedro Peciña. /L.R.
El viticultor Pedro Peciña. / L.R.

El viticultor presenta sus nuevos proyectos con San Vicente como referencia

La historia vital de Pedro Peciña Gil, la puesta en marcha de la bodega El Vino Pródigo, llega el próximo 2 de mayo al club de catas de lomejordelvinoderioja.com, como explica Alberto Gil en Diario LA RIOJA. Las plazas, 41, para los primeros inscritos se han agotado.

La propuesta del viticultor comenzará con Titania Blanco 2017, el primer vino de 'Brujo Wines'. Es un blanco fermentado en barrica de viñedos de tempranillo blanco en altitud (680 metros) de la localidad riojalteña de Alesanco: «Son sólo 4.000 botellas muy seleccionadas, de un viñedo todavía joven, apenas ocho años, pero en una zona para mí excepcional para el tempranillo blanco porque es una variedad de ciclo corto y la altitud y frescura de la comarca retarda un poco las cosas para conseguir una maduración estupenda».

Leer más

Bohemian Rhapsody 2018 se presentará casi en primicia. Es el último lanzamiento de El Vino Pródigo, un rosado y una dedicatoria especial para su hija de apenas unos meses de edad: «Soy un gran fan de Queen y cada vino me gusta dedicarlo a las personas más importantes de mi vida; lo cierto es que registré la marca en agosto del año pasado y luego en diciembre se estrenó la película». «Por supuesto que ayuda -ríe-, pero ha sido pura 'chiripa'..., lo importante es el concepto de vino, que sigue la pauta de San Vicente, donde, aunque hay algo de garnacha, no se utiliza en los rosados, con lo que hacemos un tradicional sangrado al tempranillo para obtener sensaciones afrutadas y florales».

Placeres Sensoriales 2018 es un maceración carbónica, un vino que prácticamente es una obligación para quien hace vinos de San Vicente: «En este caso va dedicado a mi mujer, gracias a cuyo apoyo incondicional sigo adelante y con el que, efectivamente, reivindico las raíces de mi pueblo». «Es tempranillo puro, sin 'maquillajes' de madera, vendimiado, fermentado y embotellado de un único viñedo en el entorno de Santa María de la Piscina, en el pueblo de Peciña», detalla Pedro.

La Viña de la Merce 2016, homenaje a su madre, es el vino esencial de El Vino Pródigo. Unas 25.000 botellas de un viñedo de unas cuatro hectáreas en la zona más fresca de Rivas de Tereso: «Es una plantación de tempranillo en vaso de hace 35 años, en la zona más alta del pueblo, que entonces nadie quería y que ahora es la mejor por la frescura», explica Pedro.

Prodigus Venit 2015 procede también de un único viñedo, 'El Bullón', apenas media hectárea también en San Vicente, de la que elabora unas 3.000 botellas: «Es uno de los primeros viñedos que se plantó tras la filoxera, casi todo tempranillo pero con algunas cepas de tinto y blanco que no están ni catalogadas». En la etiqueta de Prodigus Venit -una figura con un sombrero y un hatillo «cargado de sueños», recuerdo de aquel reflexivo Camino de Santiago- pueden leerse las letras de Martín, su primer hijo.

La cata concluirá con el segundo vino del proyecto con Javier Rojo, Titania Tinto 2017: «Elegimos algunas de las mejores uvas de Peciña, buscando siempre la altitud y la frescura, a casi 700 metros, y hacemos una crianza corta, de unos diez meses en barricas nuevas mixtas americanas y francesas, que nos dan una muy buena evolución al vino y personalidad». «En todos mis vinos -continúa-, los propios y los de El Brujo, buscamos sensaciones parcelarias, de viñedos únicos y, sobre todo, elaborar vinos sin tecnología y sin enología». La cita con Pedro Pecina y el Vino Pródigo, el próximo día 2 de mayo a las 20.30 en el Hotel Gran Vía de Logroño, con 41 plazas para los primeros inscritos a partir de hoy y cuatro invitaciones (dos dobles) para suscriptores del nuevo canal ON+ de larioja.com.