«El nuevo salón aporta más luminosidad»

«El año va a ser muy bueno, como han sido los 12 anteriores. Nunca ha salido nada mal», reconoce Carlos López, director del Hotel Gran Vía, que añade que «y menos este año, que hemos reformado el hotel, incluido el salón donde se celebra la cata». Este nuevo salón aportará a las catas claridad y luminosidad, «con unos colores pastel preciosos. Le va a dar incluso más aliciente al hecho de venir al evento».

En cuanto a las catas, asegura que «esto es un lujo, un 10. En una región como la nuestra, todo lo que sea hablar de vino y gastronomía, que es lo que mejor sabemos vender y lo que más estamos exportando, es sin duda algo fantástico».