Rioja, de cabo a rabo… y sin límites

Presentación del Club de Catas de lomejordelvinoderioja. / Justo Rodriguez

El club de catas de lomejordelvinoderioja.com abre su XIII temporada el próximo día 7 con los nuevos parcelarios de Bodegas Aradón, en un nuevo viaje por la región vitícola que llevará al aficionado hasta el fondo del mar

ALBERTO GILLogroño

Comenzamos la XIII temporada del club de catas de lomejordelvinoderioja.com con nuevas propuestas que, confiamos, continuarán satisfaciendo a los aficionados. Afortunadamente hoy las catas de vinos son habituales en Logroño y en toda Rioja, pero cuando el club de lomejordelvinoderioja.com comenzó su andadura allá por el lejano 2007 nos encontramos con que los bodegueros de mayor prestigio nunca habían catado ante el público riojano pese a hacerlo repetidamente en Londres, Nueva York, Hong Kong... Desde entonces, hemos intentado profundizar en un único discurso: la diversidad, el gran tesoro de esta región vitícola, que supera la tradicional y vaga distribución geográfica en las tres zonas territoriales históricas.

La nueva temporada comenzará el próximo día 7 de febrero con Bodegas Aradón, de Alcanadre, una histórica población vitícola y donde la cooperativa es casi la única referencia. Cristina Alesanco lleva desde el año 2001 bregando, como mujer y directora técnica, con los viticultores hasta conseguir una parcelación de los viñedos, una clasificación de los diferentes tipos de suelo y, aprovechando poco a poco los regalos de los 'Reyes Magos', ha logrado reunir microdepósitos y huevos de hormigón con los que trabaja sus nuevas elaboraciones. Aradón acaba de presentar en el mercado cuatro vinos parcelarios, fruto de ese trabajo de selección de viñedos, uvas y vinos y, si usted se fía de lo que escribe habitualmente este cronista (los puntos se los dejamos a otros), le puedo asegurar que quedará absolutamente sorprendido con el resultado [daremos más detalles en breve cuando abramos las inscripciones, pero atención a su nuevo 'Coordenadas, de tempranillo, y a su 'Garnacha La Prometida', de viejos viñedos].

Resumen de la temporada anterior

El viaje continuará por Rioja Alavesa, con la bodega familiar Casado Morales (Lapuebla de Labarca), donde Joseba y su hermano Javier invirtieron también años de trabajo y esfuerzo en catalogar y clasificar sus viñedos familiares para completar la gama clásica de elaboraciones con nuevos parcelarios y varietales que presentarán también este año en el club de catas.

Aunque relativamente lejos del eje del ferrocarril que impulsó el 'Rioja moderno' en el siglo XIX, en Viana, se ubica Bodegas Rioja Vega, una de las casas centenarias de la región vitícola que, bajo la dirección del importante grupo bodeguero Príncipe de Viana, lleva varios años trabajando las elaboraciones más clásicas, pero también innovando con varietales minoritarios y enologías creativas hasta completar una de las gamas más premiadas en los últimos años.

El club de catas visitará también a zonas extremas, como Cuzcurrita, donde Óscar Tobía asentó su proyecto, en el que la concepción y la creatividad del autor está por encima de todo para reunir una excepcional colección de vinos, con uvas seleccionadas del conjunto de la región vitícola y con nuevos y recientes lanzamientos que presentará a los aficionados.

Adriana Laucirica, enóloga de Bodegas Tobelos, presentará igualmente en el club de catas los nuevos vinos que está elaborando en la bodega de Briñas, con uvas del entorno de la Sonsierra y en los que la expresividad de la fruta y de los terruños constituyen sus principales rasgos de identidad.

De la 'revolución' de los macanes escribíamos hace unos días en Diario LA RIOJA. La temporada pasada ya pasaron por el club Bodegas Cupani y Olmaza y, en esta ocasión, lo hará Pedro Peciña con su proyecto El Vino Pródigo: una historia de superación, de valentía y de empuje para hacer las cosas a su modo que le ha acabado llevando de vuelta a su localidad natal, San Vicente.

Habrá más sorpresas a lo largo de la temporada, con incursiones en viticulturas extremas por supuesto, aunque para extrema la inmersión en los vinos submarinos que envejecen en la bahía de Plencia y cuya cata propondrán el joven enólogo riojano Héctor Díez y el profesor Antonio Palacios con el proyecto Crusoe Treassure. Lo dicho, el día 7 de febrero comenzamos un nuevo viaje completo por Rioja, que en esta ocasión incluso nos llevará incluso hasta el fondo del mar.

Los patrocinadores

 

Fotos

Vídeos