El Consejo rebaja los tiempos mínimos para la 'crianza' de blancos y rosados

Imagen de archivo de un pleno del Consejo Regulador. /Justo Rodriguez
Imagen de archivo de un pleno del Consejo Regulador. / Justo Rodriguez

El pleno también aprobó los nuevos etiquetados que regulan las menciones que se podrán indicar en las botellas

ALBERTO GILLOGROÑO.

El pleno del Consejo Regulador aprobó en la reunión de ayer solicitar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación una modificación del pliego de condiciones para reducir los tiempos mínimos exigidos para la indicación del término 'crianza' en vinos blancos y rosados que, hasta ahora, se equiparaban con los de los tintos con un periodo mínimo de dos años en bodega. La diferencia por colores reside en que al tinto se le exigen doce de los veinticuatro meses en barrica y a blancos y rosados seis meses. Pero, a partir de que se publique la modificación del pliego, la condición de crianza en vinos blancos y rosados reducirá a 18 meses el tiempo mínimo de estancia en bodega antes de salir al mercado, mientras se mantienen los seis de permanencia en barricas de roble de 225 litros.

La propuesta nació de la comisión técnica del propio Consejo Regulador al comprobar que la salida al mercado de este tipo de vinos (blancos y rosados) prácticamente se solapaba para los etiquetados como 'crianza' y como 'reserva'. En este sentido, la permanencia en bodega exigida hasta ahora a estos vinos es la misma para ambas categorías, veinticuatro meses con un mínimo de seis en barrica, con la única diferencia de que en el caso del reserva es un 'a partir de'.

El tema, en todo caso, es diferente al de los vinos tintos, que para los crianzas tienen que estar en bodega durante un mínimo de 24 meses, mientras que para los reservas la estancia exigida es de 36 meses, con lo que no se produce dicho efecto de solapamiento. La rebaja de tiempos solicitada al Ministerio de Agricultura para incluirla en el pliego de condiciones entra también dentro del margen de la Ley de Denominaciones de Origen Suprautonómicas del 2015, que contempla unos tiempos de estancia en bodega y en barrica menores a los de la legislación riojana.

El resultado

Así las cosas, una vez publicada la modificación del pliego de condiciones por parte del Ministerio, los blancos y los rosados de crianza podrán salir al mercado con seis meses de antelación a lo que lo hacen en la actualidad (a partir de octubre), lo que además permitirá que se pueden poner en el mercado en la primavera, una temporada en la que crece el consumo de estos colores de vino.