El Consejo Regulador recomienda prestar atención a la evolución de la acidez y pH de la uva

El tercer boletín muestra «condiciones vegetativas y sanitarias muy buenas»

LA RIOJA

El control de maduración de la uva llevado a cabo el día 22 por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja constata la correcta evolución de la maduración, si bien puntualiza una «ligera moderación en la velocidad del proceso», explica la entidad en una nota.

El tercer boletín de maduración hace referencia a la Zona de Rioja Oriental y comienza también el seguimiento de la zona media de la Denominación. Según el Consejo Regulador, tanto Rioja Alta como Rioja Alavesa «muestran valores iniciales correctos». Además, se confirma para la zona de Rioja Oriental que el adelanto en las variedades Garnacha y Graciano es más reducido que en la variedad Tempranillo, situándose en una semana aproximadamente.

Por su parte, en la zona centro de Rioja Alavesa y Rioja Alta, el adelanto no es tan acusado; los primeros datos hablan de un adelanto de entre siete y cinco días en ambos casos, si se compara con la campaña del año anterior.

El Consejo Regulador observa en Rioja Oriental que «las variedades blancas precoces están en situación de vendimia y, algunas parcelas de Tempranillo, aproximándose a vendimia».

Desde el Órgano de Control subrayan la recomendación de prestar especial atención a la evolución de la acidez y pH y recalcan que las condiciones vegetativas y sanitarias de la vid son muy buenas.

Estas conclusiones se irán ampliando en las próximas semanas, conforme avance el análisis de maduración en el conjunto de la Denominación y la propia campaña de este año.