Una cosecha con carácter

Bodegas Familiares rinde homenaje a las mujeres ante la presentación de la añada el lunes en Riojafórum

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Una añada, la 2018, con carácter... y femenino. Ésa es al menos el mensaje que Bodegas Familiares de Rioja transmite ante la XXII Cata Presentación de Añada, que acogen el lunes los vestíbulos de Riojáforum y en la que veintiséis bodegas de la asociación presentarán sus vinos a la sociedad riojana.

Ante una de las cosechas más difíciles y laboriosas de las últimas décadas, Bodegas Familiares rinde homenaje al trabajo de las mujeres: «Viticultores, bodegueras, enólogas, administradoras, comerciales, gerentes, responsables de enoturismo, de marketing...; son mujeres que, con su trabajo y dedicación, y en muchos casos combinando varias responsabilidades, constituyen un pilar fundamental para nuestra bodega», explicó ayer Ana Jiménez, coordinadora de la asociación. «Hemos querido ilustrado –añadió– la presentación de esta XXII edición con una imagen de unas cuarenta mujeres, de diferentes generaciones, en un viñedo»,

Marta Besga, directora técnica de Castillo de Mendoza (San Vicente), detalló las dificultades de la última cosecha, que mantuvo en vilo durante prácticamente toda la campaña a viticultores, enólogos y bodegueros: «La cosa empezó muy bien, con una sorprendente brotación tras la helada del año pasado, pero comenzaron las lluvias y vinieron los problemas».

La enóloga explicó que «fue una lucha continua contra el mildiu, con mucho trabajo de campo y luego de selección en bodega, aunque, tras muchos desvelos, la cosa acabó bastante bien para lo que podía haber sido».

Besga señaló que de nuevo «el factor de los rendimientos de producción fue determinante» y clave para la «heterogeneidad» de vinos. La enóloga tipifico la cosecha de «carácter atlántico», «aromática», con «menor grado, lo cual no es malo» y «con vinos muy aptos para el envejecimiento, pero también otros más limitados por ese factor de la productividad».

Diversidad

María José Nestares, de Bodegas Nestares Eguizábal (Galilea), incidió en la diversidad de Rioja que también se refleja en la añada: «En nuestro caso tenemos los viñedos en el valle de Ocón, a 600 metros de altitud, con un microclima y una aireación característica que nos generó bastante menos problemas con el mildiu que en otras zonas». La bodeguera recordó que, como en anteriores ediciones, la asociación distribuirá por comarcas geográficas y naturales a las bodegas, con la mayor participación (26) hasta la fecha, señalizadas por municipios, con el fin de que el aficionado pueda conocer la «esa diversidad de Rioja... las diferentes 'añadas' dentro de una misma cosecha».

Añada 2018

De 17.30 a 18.30
Presentación exclusiva para profesionales.
De 19 a 21.30 horas
Abierta para el público en general, con un precio de 10 euros la copa. Venta directa en Riojafórum o adelantada en tickete
Las bodegas participantes:
Abeica, Bagordi, Bodegas Jer, Bodegas Latente, Bodegas Perica, Bodegas y Viñedos Eguíluz, Castillo de Mendoza, Castillo de Sajazarra, Bodegas D. Mateo, Finca de los Arandinos, Gerardo Viteri, Bodegas González Puras, Heras Cordón, Hermanos Hernáiz, Ilurce, Juan Carlos Sancha, Lecea, Leza García, Nestares Eguizábal, Ortega Ezquerro, Paco García, Pedro Martínez Alesanco, Ramírez de la Piscina, Señorío de Villarica, Tobía y Viña Ijalba.