Una máquina recolecta el tempranillo blanco, con el pueblo de Aldeanueva de Ebro al fondo. / SANDA

Comienza la vendimia

La cosecha más madrugadora

La Cooperativa de Aldeanueva cosecha desde este miércoles el tempranillo blanco con quince días de adelanto por las altas temperaturas

Sanda Sainz
SANDA SAINZ

La vendimia ha comenzado en La Rioja Baja con la recolección de tempranillo blanco que se adelanta quince días por las altas temperaturas. Las cosechadoras de uva acudieron este miércoles a varias parcelas de los socios de la Cooperativa de Aldeanueva de Ebro entre las cuatro y las cinco de la mañana para iniciar su labor antes de la subida de la temperatura.

Cuando la bodega Fincas de Azabache de vinos premium (propiedad de la cooperativa) abrió sus puertas a las seis, ya esperaban varios tractores con sus remolques cargados. En esta primera jornada se recogieron entre 150.000 y 200.000 kilos, con una graduación de l uva e entre 12,2 y 12,7 grados. El director gerente, Abel Torres, se mostró satisfecho con resultado. «Es lo que buscamos de fruta y frescura en los vinos blancos», comentó.

Estos días continuará la vendimia, mecanizada, con la intención de recoger entre el 60 y 70% de tempranillo blanco. El resto se cosechará la próxima semana, además de empezar con las otras variedades blancas (viura y verdejo).

Respecto al tempranillo tinto, indicó que también se prevé un adelanto y en agosto (a partir del día 22) podrían recolectar más de medio millón de kilos, algo que no es habitual en otras campañas. «Prácticamente nunca se coge tinta en agosto, la situación de excepcional», señaló Torres.

Un remolque descargando uva blanca, que presenta una gran caldiad, en la bodega Fincas de Azabache. Abajo, imagen de una viña desde lo alto de la cosechadora de uva. / SANDA

Para este año, Viñedos de Aldeanueva Sociedad Cooperativa espera una cosecha de 20 millones de kilos de uva, corta, como en 2021. Han llegado en otras temporadas a 22 y 23 millones.

Al ser tan seco el 2022, no hay enfermedades y la uva está muy sana. Lo peor que puede pasar es una tormenta con granizo. Sin embargo, algo de agua vendría bien en estos momentos de plena maduración.

La bodega, que amplió su capacidad en casi 2 millones de litros, logró capear el impacto del COVID en 2020 y 2021. Ahora está teniendo más afección la crisis de rentabilidad del campo debida al alza desmedida del coste de materiales (botella, corcho, cartón), combustible y energía, así como la merma de la exportación en varios países por la guerra de Ucrania. Por contra, el mercado nacional ha subido por el turismo.

Evolución del consumo

Abel Torres destacó que desde hace tiempo se ve una evolución del consumo hacia vinos blancos y rosados, incluso espumosos. «Creo que Rioja, en unos años, hará un giro para potenciar más las variedades blancas», afirmó.

La previsión en la cooperativa es de 2 millones de uvas blancas (cuenta con unas 220 hectáreas)y 18 de tintas (3.000 hectáreas) en términos de Aldeanueva, Alfaro, algo de Calahorra, Rincón de Soto y Autol. Tiene ochocientos socios, la mayoría aldeanos.