Crecimientos superiores en Rueda (22%) y Ribera (28%)

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Rioja cierra un año de recuperación, después de tres consecutivos de caídas de ventas, pero lo hace con un crecimiento claramente inferior al de los principales competidores nacionales: Rueda (blancos) crece el 22% y Ribera del Duero (tintos) lo hace el 28% y ambas DOP superaron antes de fin de año las cifras prepandemia. José Luis Lapuente, director general del Consejo Regulador, admitió que la DOCa se ha movido por debajo, aunque matizó parcialmente las cifras: «Es la competencia y sus resultados son estimulantes, pero tampoco preocupantes». Lapuente aseguró que Rueda y Ribera trabajan con cifras de contraetiquetas –no ventas reales como Rioja– y que, en este caso, la expedición de precintas alcanzó casi el 10%.

Asimismo, recordó que «sus volúmenes comerciales son inferiores y, si vamos a valores absolutos, la realidad es que Rioja ha vendido 27 millones de botellas más, Ribera 22 millones y Rueda 19». «Es decir –añadió–, la competencia se mueve, pero Rioja parte de una cuota de mercado muy superior, de casi el 30% en España, por lo que crecer para nosotros es más difícil y creo además que para 2022 tenemos recorrido por delante».