«No creo que haya una crisis en las DOP ni que se dé un efecto contagio por Cava»

Luis Planas, ayer tras la entrevista con Diario LA RIOJA en el hotel Marqués de Vallejo. :/Antonio Díaz Uriel
Luis Planas, ayer tras la entrevista con Diario LA RIOJA en el hotel Marqués de Vallejo. : / Antonio Díaz Uriel

El ministro de Agricultura resta importancia a la fuga de bodegas en la denominación catalana y considera que la unidad de Rioja es fundamental

ALBERTO GILLogroño

No es fácil una cartera ministerial como la agraria, en la que se trabaja a largo plazo con asuntos como la reforma de la PAC sobre la mesa, y menos para un ministro como Luis Planas que, pese a tener amplia experiencia -fue consejero de Agricultura con Chaves y Griñán en Andalucía y embajador de España en la UE-, asumió la responsabilidad casi de la noche a la mañana y con una 'fecha de caducidad' marcada por un proyecto de Presupuestos del Estado que sigue estancado: «Bueno..., aquí trabajamos día a día y pensando en el largo plazo y el bien del sector agrario español», replica. Planas aclara que la pretendida, en Rioja al menos, prórroga del actual sistema de autorización de viñedo más allá del 2030, no está ni siquiera aún sobre la mesa de la Comisión Europea ni del Consejo Europeo, y, en el ámbito doméstico, considera que la crisis de Cava, con nuevas fugas de importantes bodegas «no es una crisis de las DOP» ni tiene por qué haber un efecto contagio.

- ¿Hay voces, no sé si todavía propuestas, que plantean ampliar al 2050 el régimen actual de plantaciones de viñedo? ¿Cuál es la postura del Ministerio y la realidad?

- En el año 2013 Europa adoptó una decisión clara: sustituir el antiguo sistema de derechos y cambiarlo por otro de autorizaciones con un horizonte claro como es el 2030 para la liberalización. Hay que decir las cosas como son: estamos en la civilización del 'tweet' y, hasta hoy, el Parlamento europeo no ha adoptado ninguna decisión formal y es muy difícil que la adopte a nivel de pleno con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Hasta hoy, uno de los ponentes de uno de los tres reglamentos de la PAC en el Parlamento Europeo ha planteado la posibilidad de extender el horizonte del 2030 al 2050, pero nada más. Tampoco este asunto está en el menú ni de la Comisión Europea ni del Consejo Europeo [los 27 países]. Respecto a su pregunta, llegado el caso y día, mi intención como ministro es consultar al sector y reaccionar en función de su opinión. Es decir, son noticias como mucho indiciarias y, de hecho, aunque la Comisión no se ha pronunciado todavía, a la vista de lo sucedido con las cuotas láctea y del azúcar, es fácil intuir que mantenga su propuesta del 2030 para el viñedo.

«Una prórroga del sistema actual no está aún ni en el menú de la Comisión ni en el del Consejo Europeo» Plantaciones de viñedo

- De momento nos quedamos con el sistema actual de autorizaciones. ¿Es sostenible para el vino español, y para Rioja, un escenario de crecimiento vegetal todos los años?

- En mi opinión, el sector del vino tiene un contexto muy positivo, incluso brillante, de cara al futuro, muy particularmente para las DOP y, sobre todo, para Rioja. El sistema que tenemos de autorizaciones es positivo porque nos permite un crecimiento ordenado, en función de la oferta y la demanda. Estamos autorizando crecimientos vegetales del entorno del 0,5% anual, pero al mismo tiempo se producen abandonos y arranques, con lo que el saldo real es bastante estable.

- Aunque llegó con posterioridad al Ministerio, supongo que conocerá lo sucedido con los repartos de plantaciones en Rioja en los años 2016 y 2017. ¿Hay plenas garantías con la legislación actual para repartos justos a partir de ahora?

- Por supuesto que he seguido lo sucedido en los años que comenta. Aunque no es mi competencia, sino de la Consejería de Agricultura riojana, apoyo totalmente las decisiones tomadas para el cumplimiento estricto de la legalidad y evitar las situaciones artificiales que pudieron haberse presentado. En segundo lugar, debemos ser conscientes de que la Unión Europea nos da unos márgenes de flexibilidad más bien limitados. Quizás deberíamos aspirar a que fuesen un poco mayores de cara al futuro, pero creo que lo estamos haciendo razonablemente bien. En el 2019 hemos intentado primar la incorporación de jóvenes al sector vitivinícola y dar una ventaja competitiva a los pequeños y medianos viticultores. Es el modelo agrario que debemos fomentar en España, eso sí, dentro de los márgenes que tenemos.

- La principal duda del actual sistema es que un aspirante recibe un año plantaciones pero no pasa al 'final de la lista', sino que recibe también al año próximo. ¿Es una opción mejorable?

- Cada decreto que hacemos tiene unas normas técnicas particulares. El último, de mi etapa en el cargo, creo que es el correcto dentro del corsé comunitario. De momento, es lo que tenemos, aunque, como decía, se podría quizás ampliar en el futuro el margen que tenemos.

Estallido de Cava

- Habla de futuro brillante, pero ¿están en crisis las DOP, con el estallido de Cava y 'fugas' de bodegas también en denominaciones emergentes como Ribeira Sacra?

- No creo que haya una crisis. Las DOP e IGP son un excelente instrumento para crear valor. Hay salidas de bodegas en algún caso, pero también hay nuevas incorporaciones que no salen en titulares.

«Apoyo todo lo que ha hecho La Rioja para cumplir la legalidad y evitar situaciones artificiales» Reparto de plantaciones

- Sí, pero en Cava han roto la baraja algunas de las firmas más prestigiosas...

- Cada realidad y cada DOP tiene sus propias características. Si quiere llegar ahí, Cava no tiene nada que ver con Rioja. Aunque ambas son suprautonomicas, Cava es una DOP basada en un método de elaboración, no en un territorio. Creo que hay posibilidades de ampliar mercado en Cava y, por ello, este año hemos decidido limitar a 0,1 hectárea la superficie de crecimiento de nuevas plantaciones, pero al 1% en las replantaciones. Para mí, el auténtico problema lo tenemos cuando encontramos en lineales un producto a un precio irrisoriamente bajo porque ponemos en riesgo el trabajo de nuestros productores..., y no hablo exclusivamente de ventas a pérdidas, sino de precios irrisoriamente bajos.

- El precio es una asignatura pendiente del sector del vino español y este mismo año con un gran 'cosechón' en las bodegas... ¿Habrá tensiones en este sentido?

- Cuando veo un precio anormalmente bajo me saltan las alarmas. Lo hemos visto ahora con el sector lácteo y el lunes mismo hacía un llamamiento expreso al sector porque con la intervención de leche en polvo de la UE los precios en Europa han repuntado hacia arriba pero no en España. Nuestros productores merecen una remuneración justa.

- Me refería al precio al vino y, en concreto, a la 'tensión' entre diferentes modelos de negocio, algo que parece adivinarse en Cava, por ejemplo...

- Es cierto que en Cava conviven varios modelos de negocio, desde grandes productores a muchas pequeñas y medianas bodegas de muy alta calidad. Tengo previsto reunirme en breve con el Consejo Regulador porque me interesa el diálogo constructivo, pero en líneas generales el sector funciona bien y, de acuerdo con la demanda de consumo, creo que además es un producto con posibilidad de crecimiento.

- ¿Teme un efecto contagio en otras DOP?

- No lo creo. Cada caso es cada caso, con sus peculiaridades. Rioja, por ejemplo, es específicamente Rioja y además es el buque insignia de nuestras DOP.

«La Interprofesional española no es contradictoria con la de Rioja»

Tampoco las aguas -aunque en este caso sería más apropiado decir los vinos- bajan tranquilas con respecto a la propuesta de extensión de norma (pago obligatorio) que la Organización Interprofesional del Vino de España ha hecho para financiar la promoción del consumo los próximos 5 años. 300 bodegas de Rioja (las Familiares y Centenarias, junto con las alavesas de Abra) enviaron una carta al ministro en la que denuncian la duplicidad de pago para defender, incluso, intereses contrapuestos: del vino de origen y genérico.

- ¿Cómo ve la extensión de norma?

- Las interprofesionales son un instrumento muy positivo para la ordenación del sector agrario. Es cierto que existe una polémica sobre si tiene sentido una de Rioja y otra de España, pero son dos realidades complementarias. Hay una contribución económica, pequeña, y en mi opinión hay que mirar al futuro y la acción de la OIVE será positiva. Es bueno que haya una participación activa de Rioja en la OIVE porque debe ser escuchada, aunque no todo el modelo español puede ser el de Rioja.

- Son 300 bodegas, que no son pocas... ¿Está bien concebida la composición de la OIVE?

- Sobre la composición de cada interprofesional no puedo entrar. Son sus participantes los que deciden y tienen sus mecanismos de régimen interno.

- Sí, pero hace un par de años, primero con la fuga de Artadi y luego con la amenaza de pequeñas bodegas alavesas, hubo también movimientos de ruptura condicionados al desarrollo de vinos de zona, municipio y singulares. ¿Ha hablado con el Gobierno vasco del tema?

- He hablado con quien tengo que hablar. No es un tema político para ser analizado entre administraciones. Me importa la opinión del sector, la profesional. En este contexto, para mí la unidad de Rioja es fundamental. Vivimos en un mundo global, donde incluso lo 'grande' no es lo suficiente. Tenemos el ejemplo de Alemania que, pese a ser una de las grandes economías del mundo, necesita a la UE para proyectarse al mundo. Ello no excluye que existan y que se desarrollen referencias territoriales dentro de Rioja como zonas, pueblos... Es un valor añadido positivo siempre que mantengamos una unidad que es buena en beneficio de todos.

- Su departamento ha 'categorizado' productos como el jamón ibérico y creo que está en ello con el aceite de oliva. ¿Necesita una 'categorización' el sector del vino?

- La categorización del ibérico ha sido un éxito, en un sector que tenía una situación confusa y que ahora tiene más valor y futuro. En el caso del aceite estamos trabajando en ello porque vemos necesario avanzar en la trazabilidad. En el curso de este año me gustaría presentar alguna norma complementaria con más claridad para cada segmento de producción. El virgen extra es nuestro aceite premium y así debe seguir siendo, pero el aceite virgen es un excelente producto, aunque da la impresión de que todo lo que no es virgen extra no tiene calidad y no es cierto. Con respecto al vino, en España tenemos una gran producción embotellada y una gran producción de graneles. Mi modelo, evidentemente, es dar valor a las producciones y eso supone embotellar productos de primera calidad, pero a nivel mundial también hay valor para el mercado de granel y España está bien posicionada. Si nosotros no abasteciéramos ese mercado lo harían otros y esta realidad no debe ser un obstáculo para la producción embotellada, en su mayoría amparada por las DOP e IGP.

 

Fotos

Vídeos