Un veedor recolecta bayas para su análisis / Miguel Herreros

Se confirma el retraso de una semana en la vendimia

Desde el Consejo subrayan que «el estado vegetativo y sanitario del viñedo es bueno, y reiteran la necesidad de mantener la vigilancia por las condiciones de humedad y temperatura de los últimos días»

L.R.

El control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja el pasado lunes día 6 de septiembre – que analiza las diferentes zonas que componen la Denominación – ha permitido constatar que se confirma el retraso de una semana sobre las fechas de la pasada vendimia.

Se observa una «evolución correcta de la maduración con ligero aumento del peso de la baya originado por las precipitaciones de la última semana que han aliviado el estrés hídrico que estaban sufriendo las cepas».

Desde el Órgano de Control subrayan que «el estado vegetativo y sanitario del viñedo es bueno, y reiteran la necesidad de mantener la vigilancia por las condiciones de humedad y temperatura de los últimos días».

La situación es de vendimia generalizada de las variedades blancas en Rioja Oriental y ya se han producido, si bien con carácter puntual, las primeras entradas de uva tinta.

Así se indica en las conclusiones del tercer Boletín de Maduración editado por el Consejo y que realiza este control al servicio del sector vitivinícola riojano. El Consejo irá extendiendo al conjunto de la Denominación en las próximas semanas este control de maduración, un importante servicio que permite a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados.