Un libro, un Rioja y mucho disfrute por delante

El Consejo Regulador traslada la celebración del Día del Libro a la semana del 20 al 25 de julio debido al coronavirus, con Ángela Lorente como representante del cartel y etiqueta conmemorativos de la institución

IRENE ECHAZARRETA

Un año más, pero en diferentes fechas, el Consejo Regulador de la DOCa Rioja, enmarcado en la iniciativa 'Un libro y un Rioja, el placer de la cultura', ha celebrado el Día del Libro en la comunidad junto a la Asociación de Librerías de La Rioja. En esta edición, Ángela Moreno Lorente ha sido la ganadora del cartel y etiqueta conmemorativos, seleccionada entre un total de 28 estudiantes.

Moreno, alumna de 2º curso de la Escuela de Diseño de la Rioja y natural de Logroño, asegura haberse inspirado en la obra pictórica 'Baco', de Caravaggio, donde ha utilizado la técnica collage digital para «representar la cultura y los valores del vino» a través de una gráfica moderna y visual. La ganadora ha obtenido un premio dotado con 400 euros, mientras que los estudiantes Eloísa San García y Jose Manuel Romero, han sido conmemorados con dos accésits de 100 euros.

El director general del Consejo Regulador, Jose Luis Lapuente, ha destacado que «estamos en un momento en el que todavía tiene más importancia el placer de la cultura, sobre todo, si se disfruta acompañada con un vino de Rioja».

Y, aunque esta edición se celebra en unas fechas diferentes a las tradicionales, la secretaria general de FER Comercio, Adelaida Alútiz, ha asegurado la continuidad de la esencia conmemorativa. «En esta fecha prevemos que se haga lo idéntico al mes de abril, que es soñar a través de la cultura que nos aportan los libros, relacionándola con una cultura muy arraigada en nuestra tierra, que es la cultura del vino».

Alútiz también ha apelado al apoyo ciudadano de los espacios culturales que suponen las librerías. «En estas fechas ha habido gente que ha aprendido a conocer esta actividad, con la que pretendemos que, desde edades jóvenes, podamos inculcar de una manera sencilla».

Esta es ya la 24 edición de esta iniciativa de la Asociación de libreros que, además de contar con el apoyo del Consejo Regulador, está respaldada con el patrocinio de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja. En este caso, la propuesta de los libreros riojanos consistirá en galardonar con 5.000 botellines de vino de Rioja a cada uno de los compradores durante la semana del Libro, evento que este año se traslada a los últimos días de julio, en concreto, del 20 al 25 de julio, debido a la crisis del coronavirus.

Por último, el represente de la asociación de libreros, Diego Ochoa, ha mostrado su satisfacción por poder celebrar este año la semana del libro, ya que «se trata de un hecho histórico el trasladar este evento al 23 de julio». «Durante toda la semana las librerías de La Rioja sacaremos los libros a la calle y regalaremos el emblemático botellín recordando que en cada momento de la vida hay un libro esperando, bien sea de pasión, de drama o de comedia», añade. Por eso, también ha aprovechado para reiterar el objetivo de esta celebración: leer un buen libro acompañado de un buen vino.