El presidente del Consejo Regulador, Fernando Ezquerro, compareció junto a la consejera de Agricultura riojana, Eva Hita; el viceconsejero vasco de Agricultura, Bittor Oroz; la consejera navarra de Desarrollo Rural, Itziar Gómez, y Andrew Reed, director general de los World´s Best Vineyards. / Juan Marín

Rioja acogerá los premios World's Best Vineyards con el apoyo económico vasco

Los gobiernos regionales recuperan la colaboración con el Consejo tras años de parálisis y aportarán 300.000 euros

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

Rioja acogerá el próximo mes de julio los premios World's Best Vineyards 2023 2023, una convención a nivel mundial en la que se elegirán los mejores destinos enoturísticos del planeta y que, en la pasada edición celebrada en Mendoza, situó a Marqués de Riscal como segundo en el ránking y a Vivanco entre la lista de los mejores.

La novedad, más allá de la importancia del evento en sí, es que el Consejo Regulador ha conseguido la implicación económica de las tres administraciones autonómicas, La Rioja, País Vasco y Navarra, después de muchos años sin acuerdos de este tipo tras el enfrentamiento por la iniciativa 'Viñedos de Álava' y el posicionamiento a favor del Ejecutivo de Vitoria: «Hay toca hacer hincapié en lo que nos une y, como presidente del Consejo Regulador, quiero agradecer la colaboración de los tres gobiernos autonómicos en cofinanciar esta iniciativa que creemos muy importante para potenciar el enoturismo como motor económico de la región», afirmó Fernando Ezquerro.

El presidente del Consejo compareció ante los medios acompañado de la consejera de Agricultura riojana, Eva Hita; del viceconsejero vasco de Agricultura, Bittor Oroz; y de la consejera navarra de Desarrollo Rural, Itziar Gómez, así como de Andrew Reed, director general de los World´s Best Vineyards.

La iniciativa supondrá una inversión de medio millón de euros, de los que 300.000 serán aportados por las administraciones autonómicas en función de su porcentaje sobre la comercialización territorial de vinos de Rioja: «No dudamos en decir sí a la propuesta que nos hizo el presidente del Consejo Regulador, Fernando Ezquerro, porque es una oportunidad de vincular la excelencia al enoturismo y, en un mercado tan maduro como es el del vino, entendemos que supone una oportunidad de diferenciación en la que teníamos que participar, mostrando no sólo el producto, sino dónde y cómo se elabora», afirmó Oroz.

Por su parte, Eva Hita, que aportará la mayor parte de la porción autonómica por su mayor peso comercializador territorial, destacó que la designación como sede de los World´s Best Vineyards es «una oportunidad extraordinaria para identificar a Rioja como uno de los mejores destinos enoturísticos del mundo». «El enoturista -añadió- no entiende de fronteras geográficas y la colaboración entre instituciones para acoger este evento así lo demuestra». Itziar Gómez recordó que Navarra aporta ocho municipios a la DOCa Rioja, con 7.300 hectáreas de viñedo, 16 bodegas y 1.300 viticultores: «Somos una parte pequeña de la región vitícola, pero al mismo tiempo importante y valiosa, por lo que vemos la convención también como una oportunidad».

El evento

Los premios World´s Best Vineyards cuentan con un jurado de 500 personalidades mundiales de la industria del vino, sumilleres y viajeros expertos, que son lo que eligen los que cada año eligen los cien mejores destinos (bodegas y viñedos) del planeta vitivinícola.

Andrew Reed explicó que la organización publicará en el mes de junio el ranking del 51 al 100 de los mejores destinos y que, ya en Rioja, el 10 de julio, se dará a conocer el listado de los 50 primeros, después de tres jornadas de inmersión de periodistas y miembros de la organización en diferentes destinos enoturísticos de la región: «Rioja es un enclave único, con 600 bodegas, algunas de ellas entre las más premiadas del mundo, además de ser uno de los núcleos gastronómicos de España por excelencia», afirmó Reed, por lo que «era una candidato perfecta para acoger el evento». El director de la convención avanzó asimismo que, aunque aún está pendiente de confirmación, la gala de entrega de premios se celebrará probablemente en la nueva bodega de Beronia, en Ollauri.