Amador Escudero, de Bodegas Ilurce, comprueba la maduracion del viñedo en Alfaro / Justo Rodríguez

Las lluvias mitigan el estrés hídrico de la viña en La Rioja

La vendimia, con una semana de retraso respecto a la campaña anterior | Actualmente, hay situación de plena vendimia en Rioja Oriental de las variedades blancas tempranas y se espera que la próxima semana se comiencen a cortar, de forma puntual, las primeras uvas tintas de Tempranillo

L.R.

El control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja el pasado lunes día 30 de agosto – que analiza la situación en Rioja Oriental y una parte de zona central – ha permitido constatar que se confirma el retraso de una semana sobre las fechas de la pasada vendimia.

En cuanto a la evolución en la zona de Rioja Oriental, «se estabiliza el peso de la baya con ligero ascenso y evolucionan grado y acidez de manera adecuada», señalan desde el Órgano de Control.

Actualmente, hay situación de plena vendimia en Rioja Oriental de las variedades blancas tempranas (Tempranillo blanco, Sauvignon blanc y Chardonnay) y se espera que la próxima semana se comiencen a cortar, de forma puntual, las primeras uvas tintas de Tempranillo.

Desde el Órgano de Control subrayan que «el estado vegetativo y sanitario del viñedo es bueno» e inciden en que «las lluvias del día 1 de septiembre, y lo previsto para el día 2, mitigarán el estrés hídrico que, tal y como se avanzó en el primer boletín, empezaba a hacerse notar».

Así se indica en las conclusiones del segundo Boletín de Maduración editado por el Consejo y que realiza este control al servicio del sector vitivinícola riojano. El Consejo irá extendiendo al conjunto de la Denominación en las próximas semanas este control de maduración, un importante servicio que permite a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados.