El viceconsejero de Agricultura del Gobierno vasco, Bittor Oroz. / Juan Marín

El Gobierno vasco confirma su oposición a la exclusividad que quiere Rioja para sus uvas

Alberto Gil
ALBERTO GIL Logroño

El viceconsejero de Agricultura del Gobierno vasco, Bittor Oroz, confirmó a preguntas de los periodistas que el Ejecutivo de Vitoria se ha opuesto a la reforma del pliego de condiciones propuesta por el Consejo Regulador para exigir que con uvas amparadas sólo se puedan elaborar vinos de Rioja: «Pensamos que va en contra de la libertad de empresa a la hora de decidir cómo tiene que elaborar sus uvas, y así lo hemos manifestado formalmente».

Oroz recordó que el miércoles, día 18, finaliza el plazo de oposición que dio el Ministerio a la solicitud de reforma del pliego, por lo que, a partir de ahí, el departamento de Luis Planas deberá contestar a quienes se hayan manifestado en contra y podría, en principio, tramitar la reforma.

Los plazos son importantes porque el sector confía en que para esta misma vendimia quien decida inscribirse en Viñedos de Álava, si está en funcionamiento, la campaña siguiente no podría volver a Rioja sin estar una vendimia en blanco, aunque los plazos son muy ajustados, hasta el punto de que el propio ministro no se comprometió en su visita a Rioja de la semana pasada a confirmar que la reforma del pliego estará lista a tiempo.

Sobre Viñedos de Álava, Bittor Oroz confirmó que «en estos momentos ABRA y los peticionarios están trabajando en la gobernanza interna, en crear el Consejo Regulador, pero no sabría decir si estará o no para esta vendimia». Oroz negó que Viñedos de Álava haga daño a Rioja e incidió en que el Gobierno vasco ha dado curso a una petición «legítima» de un grupo de bodegas: «Es legítimo poder elegir y para cualquier Consejo Regulador el problema no es otra denominación de origen, sino hacer bien las cosas. Hoy hemos presentado una iniciativa que nos va a ayudar a posicionarnos vinculados a la excelencia en el mercado internacional, y por eso estamos aquí con los otros dos gobiernos autonómicos, con los que hay también otros ejemplos de colaboración».