Estela Terroba Pérez, durante su conferencia en Bodegas Riojanas de Cenicero. / Sonia Tercero

«Ya existen vinos naturales en Rioja, algunos informan en la etiqueta»

Estela Terroba Pérez es responsable de laboratorio de Bodegas Navajas

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A. Logroño

El XVIII Curso de Enología 'Ciudad de Cenicero' que organiza la Universidad de La Rioja contó ayer con la conferencia inaugural 'Estado actual del vino natural en España. ¿Cómo lo perciben los enólogos?' a cargo de Estela Terroba Pérez, responsable de laboratorio en Bodegas Navajas, en Navarrete. Terroba es licenciada en Químicas por la Universidad de Zaragoza y doble máster en la Universidad de La Rioja.

– ¿Qué es el vino natural?

– Como tal, ahora mismo, no tiene certificación en España, no está regulado. A principios del siglo XXI se generó un movimiento de enólogos que quisieron dar un paso más allá de los vinos orgánicos y biodinámicos. Lo que se desea es establecer pautas en bodega.

– ¿Tiene más que ver con la elaboración que con el cultivo?

– El cultivo de la uva debe ser ecológico o biodinámico, pero las prácticas en bodega deben ser más restrictivas, con vendimia manual, fermentación espontánea, no filtrar ni someter el vino a tratamientos como centrifugación y vinificación y añadir un mínimo de sulfitos.

– ¿En qué se diferencia del vino ecológico?

– En las prácticas de elaboración en bodega. A un vino ecológico le puedes añadir producto pero al natural no se adiciona ningún aditivo, excepto sulfitos. Y esto ya genera controversia. Algunos permiten un contenido mínimo y otros, nada. En Francia incluso hay dos etiquetas para distinguirlos.

– ¿Es ya una tendencia?

– Es una tendencia que en Francia está mucho más adelantada. Hay ya unos 600 productores que se han unido a un nuevo etiquetado, y en España solo hay una bodega que se ha unido: Puerta del Viento, del Bierzo. Hay un centenar de productores, pero no hay etiquetado.

– ¿Se puede convertir en una nueva marca o sello de identidad, como el ecológico?

– Creo que hay demanda por parte del consumidor, puesto que cada vez está más preocupado por los ingredientes de los alimentos, y el vino se considera así. La demanda va a ser creciente, ya está creciendo, y creo que podría ser interesante este sello de calidad que permita distinguir este tipo de vino.

– ¿Qué arraigo puede tener en una denominación tan tradicional como es Rioja?

– Creo que, precisamente, por lo tradicional. Si echamos la vista atrás, nuestros antepasados no tenían acceso a la tecnología. Aquello era vino natural. De hecho, ya existen vinos naturales en Rioja, así que sí tendría cabida. Algunos de ellos ya informan del concepto de 'vino natural' en la etiqueta.