Extraños brotes en los viñedos

Imagen de las raíces aéreas que han aparecido en viñedos riojanos. :: F. M. T./
Imagen de las raíces aéreas que han aparecido en viñedos riojanos. :: F. M. T.

La humedad provoca la aparición de raíces aéreas propias de climas más tropicales | El catedrático Martínez de Toda aclara que desaparecerán sin más incidencia ante la alarma creada por su apariencia parasitaria

ALBERTO GILLogroño

La aparición de 'extraños' brotes en las viñas han provocado dudas, e incluso alarma, entre algunos viticultores riojanos que jamás se habían encontrado con una especie, a primera vista, de bolsas o huevos de color blanco amarillento. El catedrático de viticultura de la Universidad de La Rioja (UR), Fernando Martínez de Toda, aclara que «en los últimos días estoy recibiendo múltiples consultas sobre el asunto y lo primero que hay que decir es que ni tienen ni tendrán ningún efecto negativo para la planta y que desaparecerán pronto».

Martínez de Toda explica que son «unas protuberancias de color blanquecino o amarillento que aparecen en número variable y en diferentes partes de la madera vieja, frecuentemente por debajo de los pulgares y en la madera de dos a tres años». «Son simplemente raíces aéreas -continúa-, que se producen de forma adventicia debido a la constante humedad de la corteza de la cepa por las frecuentas precipitaciones».

Lo cierto es que -ver imágenes-, parecen huevos de algún parásito o la manifestación de algún tipo de virosis, por lo que no de extrañar que haya cundido la extrañeza, incluso la alarma, entre los viticultores: «En condiciones normales nunca aparecen raíces aéreas, quizás no volvamos a verlas nunca más en Rioja, porque no existe agua suficiente para mantener los tejidos muy hidratados, pero las continuas y excepcionales lluvias de mayo han propiciado la rizogénesis [emisión de raíces] en diferentes partes aéreas de las cepas», apunta el catedrático de Viticultura.

«Las raíces sólo indican el problema real: las condiciones ambientales» Fernando Martínez de Toda | Catedrático de Viticultura

Indicio del problema real

Martínez de Toda señala que «las raíces aéreas son habituales en climas tropicales o subtropicales o en cultivos de invernadero». «Lo más importante -agrega- es que se irán pronto sin dejar ningún efecto negativo en la planta». Ahora bien, el catedrático de viticultura también advierte de que «eso sí, son indicadores de un verdadero problema, como es el de las condiciones ambientales que estamos teniendo, por las temperaturas y las precipitaciones, que son muy favorables, no sólo para el emisión de raíces, sino para el desarrollo de enfermedades criptogámicas».

De hecho, tal y como publicaba estos días Diario LA RIOJA, el riesgo de mildiu ha puesto en jaque a los viticultores y técnicos riojanos ante el temor a un hongo más habitual y propio de viticulturas más atlánticas.

 

Fotos

Vídeos