La charla entre Mercedes López de Heredia y María Vargas, moderada por el periodista de Diario LA RIOJA Alberto Gil. / Juan Marín

La forma del vino: tradición, paciencia y tecnología

La charla entre Mercedes López de Heredia y María Vargas dejó claro que los nuevos métodos no son capaces de sustituir por completo a lo aprendido durante décadas

Inés Martínez Pérez
INÉS MARTÍNEZ PÉREZ Logroño

De un lado, el mejor vino del mundo entre 11.000 de la mano de María Vargas, directora técnica de Bodegas Marqués de Murrieta, de otro la bodeguera del año Mercedes López de Heredia, directora técnica de Bodegas López de Heredia Viña Tondonia. Dos grandes bodegueras de dos bodegas históricas que, gracias a Imaginext, han realizado un intenso repaso de pasado y presente, de tradición y tecnología, de paciencia, de trasmisión de conocimiento. La conclusión del debate, cuyo objetivo era charlar sobre la evolución del mundo del vino, su elaboración y su crianza, no es sencilla. No hay respuestas contundentes sobre qué es mejor. Una de las preguntas a las que evidentemente este debate entre tradición y novedad lleva es: ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? «Me niego a pensar eso. Creo que lo mejor está por llegar. Más que pensar qué es lo mejor o lo peor, se debe saber qué aporta cada herramienta y saber utilizarla. Es es el reto. Hemos hecho 170 años, pero eso son solo 170 vendimias», expresó Vargas y apoyó López de Heredia, como una muestra de que los cambios en el mundo del vino son lentos, pero firmes. Lo dijo Vargas, «¿qué ha cambiado? No ha cambiado mucho».

Un año más, vino y tecnología se han unido en un evento cuyo objetivo estea edición es, de voz de expertos del sector, hablar de cómo está evolucionando el enoturismo, el potencial del 'big data' y la inteligencia artificial orientada a la producción y sostenibilidad, y el interés de la digitalización para la venta y el negocio del vino. Todo, con el patrocinio del Gobierno de La Rioja, el Ayuntamiento de Logroño y Cajamar y organizado por Diario LA RIOJA y JIG.

«Podemos tener todos la misma tecnología, pero lo que nos diferencia es el viñedo»

María Vargas

«La mejor tecnología es la paciencia»

Mercedes López de Heredia

La conversación la abrió Vargas, y viajó de pasado a futuro al referirse a que «nunca nos hemos olvidado de la innovación. Cuando hablas de 170 años de bodega parece que es incompatible, pero podemos presumir de que Marques de Murrieta es una bodega totalmente digitalizada, pero no es algo nuevo, es algo que ha crecido a lo largo de nuestra historia. Ya en 2005 quisimos llevar a cabo ese equilibrio entre tradición y tecnología. Nosotros solo hacemos reservas y grandes reservas, así que siempre pensamos a largo plazo».

López de Heredia se remontó al nacimiento de su bodega y su tradición, para destacar también que es necesario saber mezclar las nuevas tecnologías con la tradición. Sobre esto, dejó en el ambiente una frase de la que luego, a la hora del café, se hablaba entre los sistentes : «La mejor tecnología es la paciencia». «Eso no quiere decir que nosotros nos tengamos nuestras tecnologías y nuestras técnicas», aclaró.

El viñedo

«Cuando pruebas un vino se nota. Un vino tiene que nacer en el viñedo y debe haber un porqué se ha elegido ese viñedo. Podemos tener todos la misma tecnología, pero lo que nos diferencia es el viñedo. Solo hay que echar la vista atrás y ver qué conocimiento había hace 100 años, algo de lo que seguimos aprendiendo», pero, reconoció Vargas, «teniendo esto como punto de partida, quisimos saber qué ocurre cepa a cepa, y a esto ayuda la tecnología, con, por ejemplo, un quad con infrarrojos, que nos ofrece todos los detalles. Ya sabemos, por ejemplo, qué ocurrió ayer con las lluvias de ayer en cada cepa».

A este respecto, López de Heredia habló de lo que hoy se conoce como la gestión integrada del viñedo, «que es algo que nosotros hemos hecho siempre. Siempre hemos mantenido un equilibrio con la naturaleza, seguimos manteniendo el barbecho, entre otras muchas cosas». Respecto a la crianza, Vargas expresó que «cuando un vino está en barrica tiene que tener vida. Como las personas, que siempre tenga energía».