Imagen de una actividad cultural en el exterior de Franco Españolas. / F.e.

Franco Españolas recupera las cifras de enoturismo prepandemia

La bodega logroñesa espera recibir más de 60.000 visitantes este año, el mismo dato que en 2019

LA RIOJA

Bodegas Franco-Españolas espera acabar el año con la misma cifra de visitantes que antes de la pandemia de 2019. Si en 2019 los turistas que franquearon las puertas de la centenaria bodega logroñesa fueron 60.000 (lo que supuso unos ingresos para la firma de 1,2 millones), se prevé que en este 2022 se iguale ese número.

La bodega destaca que el verano se ha cerrado con cerca de 40.000 visitas y una cifra de negocio superior al 55% respecto a 2021 en este mismo periodo, sólo un 2% inferior a los números del prepandémico 2019. La previsión es terminar el último trimestre del año actual, igualando a las cifras récord.

Para Elena Pilo, directora de Enoturismo de Franco-Españolas: «La diversidad de la oferta, el flujo constante de turistas y visitantes durante todo el año y el creciente interés que existe por la cultura del vino y por el turismo de interior han sido claves para mantener estos números».

Además, las actividades culturales han sido una de las apuestas de la firma, que ha afianzado en el calendario citas como Teatro con Diamante (en el mes de mayo), Suena Verano (junio), Cine de Verano (julio) y el festival de música MUWI (agosto).

En cuanto al turismo internacional, los meses más atractivos han sido julio y agosto, donde se concentra el 80% de la demanda internacional. De los visitantes extranjeros el 96% son de habla inglesa y el 4% habla francesa. Se han recuperado mercados clásicos como el Reino Unido, Francia, Italia, Portugal o Estados Unidos, y también los países emisores iberoamericanos habituales como México y Colombia.

Continúa, Pilo: «La temporada de otoño se prevé buena en cuanto a visitantes, sin embargo la coyuntura actual no deja ver con claridad cómo se va a comportar el segmento MICE (turismo de negocio), la reserva anticipada va despacio y se mantiene la tendencia de eventos poco numerosos».