Por el futuro de la vid

Alrededor de 90 personas participaron en las charlas. :: F. D./
Alrededor de 90 personas participaron en las charlas. :: F. D.

Bodegas Riojanas pone en marcha la Escuela de Viticultura | La iniciativa pretende mantener al día a los profesionales de la viña, formándoles en los últimos avances sobre el cultivo de la vid

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Bodegas Riojanas de Cenicero puso en marcha ayer la Escuela de Viticultores, que se estrenó con un programa didáctico sobre tres temas de máxima actualidad en la viticultura, como son la gestión de los suelos, las predicciones climáticas para la gestión de plagas y las nuevas técnicas para el control de la polilla del racimo. Las clases fueron impartidas en el salón de actos de la bodega por Jorge Miñón, Marta Iglesias y Paolo Sambado, respectivamente.

El objetivo planteado desde la bodega es dar a conocer a los viticultores profesionales los últimos avances sobre temas de máxima actualidad en su profesión, ya que como explicaba la fundadora de la escuela, la manager de I+D de Bodegas Riojanas, Natalia Olarte, «cuando entré a trabajar en la bodega, lo primero que me dejaron patente fue lo pioneros que fueron en la puesta en valor de la viticultura, por ello nuestras marcas son la identidad del campo de Cenicero, de nuestras viñas», por lo que entendió que «había que devolverle al mundo del campo todo ese beneficio que había aportado a nuestros vinos».

Para la técnico, «la viticultura sirve para fijar población en los pueblos y está colaborando a mitigar el impacto climático que estamos sufriendo», por lo que considera que «la mejor forma de poner todo ello en valor es dando formación a los profesionales de la viticultura. Queremos explicar las nuevas técnicas de tratamiento de la viña, acordes con los nuevos tiempos».

Por su parte, el director de marketing de la bodega, Raúl García, señalaba que «al igual que en otras áreas de la empresa estamos apostando por la investigación, también queremos apostar por el conocimiento en el área del campo. Se ha incorporado una persona en I+D y estamos interesados en dar el valor que se merece el campo para la elaboración de los buenos vinos y a través de estos encuentros poner en manos de los viticultores todos los conocimientos posibles», adelantando que la pretensión de la empresa «es que tenga continuidad».