Alegría, compañerismo y buen humor

Foto de familia. Jugadores, organizadores, patrocinadores y responsables de Bodegas Tobelos posan juntos tras la entrega de premios./Miguel Herreros
Foto de familia. Jugadores, organizadores, patrocinadores y responsables de Bodegas Tobelos posan juntos tras la entrega de premios. / Miguel Herreros

La entrega de premios posterior al torneo se caracterizó por su excelente ambiente

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Siempre se ha dicho que el buen humor debe formar parte de cualquier cosa que se hace. El trabajo, el deporte, las amistades... Todo se ve mejor en buen buena compañía y entre risas. Así se lo procuran, torneo tras torneo, los participantes en las diferentes citas de la Liga Golf y Vino.

En el caso del sábado pasado, ese buen ambiente ya se apreció desde los primeros compases de la entrega de premios. De hecho, durante la cata de los vinos que Bodegas Tobelos llevó a La Grajera ya se detectaba una alegría especial entre los jugadores. Daba igual que en el campo las cosas les hubiesen salido bien o mal. La mayoría esbozaba una sonrisa es sus rostros y un claro ejemplo es Jack Medina, quien reconocía que el juego no le había acompañado durante el día, pero eso no impidió que definiera como «muy agradable» el torneo protagonizado por la bodega de Briñas.

Cuando la entrega de galardones llegó todo se disparó. El ritual dicta que primero recogen sus recompensas los vencedores de las bolas especiales del día y siempre se empieza por las que entrega La Navarra. Carmen Yus, Francisco Javier Bello y Arturo Peña fueron los ganadores y David Bedia quiso hacer una mención especial a este último. No en vano, había firmado durante la jornada un eagle, un hecho que provocó la admiración del resto de los jugadores.

En el acto se hizo mención al 'eagle' logrado por Arturo Peña en la jornada

María José Navarro fue una de las más aclamadas en la entrega de premios

Después fueron saliendo al lugar donde se rinden honores a los vencedores de los premios especiales del resto de patrocinadores (Logroño Deporte, Ramondin, Land Rover-Riauto y Bankoa). José Antonio Fernández Chacón y Alfredo Melendo fueron dos de ellos y después llegó el turno para la ganadora de la bola más cercana en el hoyo 13, María José Navarro, quien no tuvo que marcharse muy lejos ya que justo después tuvo que recoger otro premio, el de la bola más cercana en el hoyo 16, que le entregó la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra. A esos dos galardones, Navarro sumó el de segunda clasificada de la categoría femenina. Un día redondo para la jugadora a la que sus compañeros despidieron a gritos de '¡Coté, Coté!'.

Una vez que se reconoció el buen hacer de los mejores clasificados de todas las categorías llegó el instante de los sorteos. Los más jóvenes actuaron de mano inocente y los agraciados fueron, poco a poco, recogiendo sus recompensas, hasta que Fernando Jover se hizo con el premio de la tarde, un 'botellón' de Bodegas Tobelos. No era de extrañar que los presentes le gritaran 'Merienda, merienda' en clara ilusión de que compartiera el premio con ellos. Lo dicho, un ambiente excepcional.