Jugadores del torneo Perica en el campo. / MIGUEL HERREROS

La competición entra en su tramo final

Este sábado se celebrará el penúltimo torneo de la Liga Golf y Vino patrocinado por Finca de los Arandinos

Irene Martínez Zapata
IRENE MARTÍNEZ ZAPATA

Hay ganas. Muchas ganas. El sábado es la cita. Los participantes en la XI Liga de Golf y Vino han superado ya el tramo central de la competición. Acaban de pasar la época de verano, en la que la prueba se tomó un respiro. Ahora, en cambio, afilan sus palos para practicar su deporte favorito con ocasión del torneo que patrocina Finca de los Arandinos en El Campo de Logroño. En el entorno de La Grajera, los jugadores enfilarán este fin de semana el tramo definitivo de la competición, con las fuerzas muy equilibradas en las tres categorías.

La prestigiosa firma de Entrena comparecerá en Logroño con la promesa de suculentos premios para los mejores deportistas y para los afortunados en los hoyos marcados por los patrocinadores. Luego, en la cata, se reunirán los participantes, organizadores y patrocinadores para brindar tras disputar el torneo. Sus sobresalientes vinos de la DOC Rioja pondrán punto final a una tarde que se anuncia muy excitante, puesto que después de superar este torneo solo quedará la cita patrocinada por Finca Valpiedra para definir la lista de jugadores que accederá a la gran final de la prueba.

Sus sobresalientes vinos blancos y tintos, que podrán degustarse el sábado al término de la jornada, y los suculentos premios que ofrece la bodega a los participantes representan una ocasión inmejorable para que los deportistas retomen su idilio con una Liga que enfila ahora su recta final.

Mirando hacia la final

En efecto, tras el torneo Finca de los Arandinos, solo restará otro, el de Finca Valpiedra el 6 de noviembre, antes de celebrarse el día 20 del mismo mes la gran final, así que en menos de un mes de competición todo quedará decidido. Por eso estas dos próximas pruebas son decisivas para dirimir qué jugadores acceden a la última cita con opciones.

Una jornada que servirá probablemente para alterar el paisaje que ahora mismo ofrecen las clasificaciones en las tres categorías dado que en cada una de ellas los jugadores están en un nivel más parejo, lo que fomenta la competitividad.

Solo queda la prueba del próximo sábado y la del 6 de noviembre antes de disputar la final de esta XI edición de esta Liga

A la cita de este fin de semana en La Grajera llega el torneo con cambios en la cabeza de la competición. La última prueba, patrocinada a finales de septiembre por Bodegas Perica, supuso algún movimiento en las distintas órdenes de mérito, que han pasado a estar lideradas por Jon Ander Gurrutxaga, Ainhoa Gurrutxaga y Jesús Peña (scratch); Jon Ander, Jack Medina y Javier Azofra (primera); Carlos Moreno, Rubén Pérez y Carmelo Ramírez (segunda); y, María José Navarro, Laura Pérez y Estíbaliz López (femenina).

El Campo de Logroño dictará este fin de semana la sentencia: al término de la prueba de Finca de los Arandinos se podrá conocer cómo han afectado estas últimas semanas de parón (desde el 25 de septiembre) a los jugadores y cómo quedan configuradas las clasificaciones. La final está a la vuelta de la esquina. Se puede oler en el ambiente que esta XI edición ya termina.

Un crianza y un blanco renovado para esta especial ocasión

Finca de los Arandinos ha apostado por un crianza de 2016 elaborado con tempranillo, mazuelo y garnacha que tiene aromas a cereza y regaliz. El CATAY es su antiguo vino blanco VIERO de la misma variedad 100% viura y con la misma elaboración a excepción de que la añada es de 2019.

Temas

Golf, Vino