Jesús Moreno y María José Navarro, durante un receso del Torneo Bodegas Montecillo. / MIGUEL HERREROS

«Un día difícil para jugar» por el frío y el viento

'Copa Canadá'. La competición se disputó con condiciones meteorológicas adversas y sumando la puntuación de los dos jugadores de la pareja

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A. Logroño

El Torneo Bodegas Montecillo supone la finalización de la liga Torneos de Golf 'Rioja & Vino' que se ha desarrollado en primavera, verano y otoño. Del calor de las primeras jornadas se pasó, en la última competición, al frío y también el viento, si bien en la penúltima jornada el aire hizo igualmente acto de presencia. Incluso, en algunos momento, también apareció la lluvia. La mayoría de jugadores se protegieron con abrigos y gorros para hacer frente a las bajas y desapacibles temperaturas.

David Bedia Reventún, director del Campo de Golf de Logroño, en el que se han disputado todos los torneos de la liga, destacó que el último torneo se disputó en el primer día de verdadero frío de este otoño en La Rioja. «Los jugadores lo han sufrido un poco y se ha notado, sobre todo, en los resultados porque ha sido un día difícil para jugar», reconoció David Bedia. Y es que las puntuaciones se resintieron, no fue lo más destacado de la jornada.

Con la dificultad meteorológica, los jóvenes Adrián Raya y Jon Ander Gurrutxaga, ambos empleados del propio Campo de Golf de Logroño, vencieron en la categoría 'Scratch'. «Aunque no han jugado toda la liga, son una pareja muy consistente, unos chavales con un potencial tremendo», valoró el director del Campo de Golf de Logroño. De hecho, Raya y Gurrutxaga fueron los únicos jugadores del torneo con un hándicap exacto bajo cero, de respectivamente -1,3 y -2,8, así que representan el futuro del golf en La Rioja. Por otro lado, en la categoría 'Hándicap' se cumplió el pronóstico y vencieron los líderes de la clasificación general, los logroñeses Rafael Benítez y Cristóbal Ruiz de Ubago. «Han rematado la jornada con una nueva victoria», apuntó Bedia, la tercera de la liga y la segunda consecutiva para la pareja.

El Torneo Bodegas Montecillo se disputó en la modalidad 'Copa Canadá', que consiste en sumar la puntuación de los dos jugadores que participan en equipo, por lo que es clave la regularidad e igualdad de la pareja. «Cada jugador juega su bola y, después, se suman los dos resultados. Para la competición del Torneo Bodegas Montecillo se contabilizan el 100% de los puntos pero, para la clasificación general de la liga, solo el 65%», explica Bedia. El sistema de competición de la 'Copa Canadá' requiere de que los dos jugadores estén al mismo alto nivel. «En otras modalidades puedes 'taparte' un poco con el compañero, pero en esta necesitas jugar bien porque, si uno lo hace bien y el otro mal, no sumas, no se consigue un resultado válido», detalló.