Olalquiaga, Oyaizabal, Lazcano y José A. Manuel.

Golf, amigos y diversión

En El Campo de Logroño no solo se disfruta del deporte, también de la buena compañía unida por una misma afición

Irene Martínez Zapata
IRENE MARTÍNEZ ZAPATA

El último de los torneos de la XI Liga Golf y Vino tuvo una menor participación por haberse celebrado durante las fiestas mateas. Según contó el gerente del campo ubicado en el parque de La Grajera, David Bedia, «hubo un total de 80 personas», cuando normalmente este evento acoge a más de un centenar de participantes. Sin embargo, eso no fue un impedimento para conseguir el ambiente que siempre se genera, tanto en el césped como en el salón.

Ya se conocen todos los jugadores, no solo de todos los torneos celebrados en esta edición, si no de todos los años que llevan participando en esta Liga que ya ha cumplido su undécimo aniversario.

Entre ellos se aprecia una fuerte complicidad por lo que parecen formar una gran familia. Han compartido, durante años, muchos momentos juntos. De risas, historietas, piques de juego... Y eso se nota nada más reunirse, muchos de ellos, en el salón para dar paso a la entrega de premios y a la cata.

El del pasado sábado fue, como dijo Rubén Pérez, el ganador de la segunda categoría, «un día de diez» ya que hizo «muy buen tiempo, con nada de aire prácticamente... El día ha sido fabuloso en todos los aspectos», decía. Se cumplieron las previsiones climatológicas, un dato que ahora se desconoce para el siguiente torneo ya que todavía hay que esperar un mes para que llegue el antepenúltimo torneo de esta Liga, que entra en el último tramo.

Temas

Golf