Víctor Manso. / Miguel Herreros

«El golf es un deporte que exige mucho psicológicamente»

Víctor Manso Ramos fue ganador tanto de la Primera categoría como de la Sénior en el torneo Bodegas Altanza

Irene Martínez Zapata
IRENE MARTÍNEZ ZAPATA

Víctor Manso Ramos lleva más de diez años jugando al golf y ha participado en esta Liga desde que comenzó. El pasado domingo se elevó en la tabla de la Primera categoría y también en la Sénior con 39 puntos.

– ¿Qué tal ha ido esta jornada?

– Ha ido muy bien. No ha llovido, que era una de las cosas que podrían haber dificultado un poco la jornada, por lo que se puede decir que bastante bien.

– ¿Qué tal estaba el campo?

– El campo estaba en muy buenas condiciones. Está bien cuidado, aunque los greenes igual están un poco lentos, pero por lo demás muy bien.

– ¿Cómo ha visto su evolución en el juego de hoy?

– Bueno, he ido de menos a más. He empezado con unos primeros fallos y luego he ido a mejor conforme avanzaba el día y he terminado bastante bien. He hecho un muy buen juego en los últimos hoyos.

«Nunca sabes lo que va a pasar, por muy preparado que creas estar, puedes jugar y ser un desastre»

– ¿Se ve luchando por el primer puesto? Porque Jon Ander Gurrutxaga aprieta fuerte.

– El Scratch está muy difícil porque los chavales jóvenes tienen mucho a su favor. Son muy buenos, tienen un tiro muy largo y hacen muchos metros de distancia. Los que ya somos más mayores lo tenemos bastante más complicado, pero bueno, en nuestra categoría podemos luchar un poco.

– Al final lo importante es disfrutarlo también.

– Eso es lo fundamental y siempre se consigue.

– ¿Cómo empezó en el golf?

– Un poco de casualidad. Me apunté a curso de Logroño Deporte. A partir de ahí me enganché un poco. Además, siempre había oído hablar de los grandes como Severiano Ballesteros.

– ¿Cada cuánto suele jugar?

– Dos o tres veces a la semana, que no está mal. A veces, venimos a este campo, y otras solemos salir por ahí a conocer más sitios. Aunque hasta ahora con esta situación no hemos tenido la oportunidad, pero antes sí que solíamos hacer ese plan. También es bonito cambiar de campo. Íbamos a Navarra, Burgos y alrededores.

– ¿Ha participado otros años en la Liga de Golf y Vino?

– Sí, he jugado casi todos los años desde que empezó. De hecho, en las primeras ediciones también terminé entre los mejores puestos en la general.

– Vaya que le gusta esta Liga.

– Es una Liga que está muy bien y es una forma de que haya torneos con cierta regularidad en el club. Nos permite entrenar con un poco de motivación y así seguir bajando hándicap.

– ¿Qué considera lo mejor de este deporte?

– Lo mejor es que te pone un reto nuevo. Nunca sabes lo que va a pasar, por mucho que creas que estás en forma, puedes venir y ser un desastre. Es un deporte que exige mucho psicológicamente.