«Hay una gran competencia e igualdad»

Santiago Aparicio, el ganador. :/Miguel Herreros
Santiago Aparicio, el ganador. : / Miguel Herreros

El pasado sábado, Santiago Aparicio salió victorioso en la primera categoría masculina del Torneo Bodegas Altanza

ÍÑIGO Z. ZAMALLOA

Su profesión, azares de la vida, le hizo reencontrarse con aquel chaval que pasaba los veranos en Inglaterra asombrado con los swing que veía en cada parque. Su compañera de clínica le devolvió a su pasado y la inauguración del campo de golf en Logroño le abrió una oportunidad de satisfacer una de sus pasiones. El pasado sábado, Santiago Aparicio salió victorioso en la primera categoría masculina del Torneo Bodegas Altanza, un éxito que le carga de optimismo para la fase final de la Liga.

- ¿Cómo se ha encontrado en el torneo?

- Muy bien. He jugado muy bien los primeros nueve hoyos, los 9 siguientes he intentado mantener la ventaja. He adoptado una estrategia más defensiva con lo que he hecho algún golpe de más, pero al final he logrado conservar el liderato.

«El torneo es un éxito, espero que siga funcionando más»

- ¿Se esperaba la victoria?

- Llevaba varios días a un gran nivel. El día anterior al torneo jugué con varios amigos y obtuve el mismo resultado que he tenido hoy (por el sábado). Pero nunca había conseguido la victoria, había veces que quedaba tercero, cuarto, pero nunca primero. Llevaba dos años con una mala racha. Así es el golf. Es un diente de sierra en el que hay picos para arriba y para abajo. Ahora parece que estoy en los de arriba.

- ¿Aprovechando la buena racha, su objetivo pasa por lograr más victorias?

- Bueno, paso a paso. Mi objetivo es intentar disfrutar y bajar el hándicap todo lo que pueda, que es lo que verdaderamente importa. Los triunfos, los premios para mí es algo secundario.

- ¿Ha podido afectar el calor en el juego?

- Al comienzo de la jornada no se ha notado tanto, eran las ocho y media de la mañana y las temperaturas eran agradables. Pero a partir de las diez creo que ha podido ser un factor desequilibrante. No decisivo, pero sí que ha podido afectar a las estrategias de cada uno.

- ¿Cómo ha sido la competencia en el torneo?

- Ha sido feroz. He empatado a puntos con otro compañero, ha estado muy competido. Es lo bonito que tiene este torneo, hay mucha igualdad.

- Dermatólogo de profesión, ¿cómo compagina el trabajo con los torneos?

- Es algo complicado. El golf es muy exigente, a determinados niveles te exige jugar mucho y el golf hay que meter muchas horas y yo no las tengo. Intento jugar algún viernes y los fines de semana. Por motivos laborales a veces es difícil compaginar los torneos.

- ¿Y por qué el golf?

- Es una larga historia. Cuando era pequeño, mis padres me enviaron de pequeño a Inglaterra, donde hay una larga tradición por este deporte. Yo lo veía en la televisión y en los parques. Cuando empecé en Logroño a trabajar, el hijo de mi secretaria jugaba al golf, y no me resistí a volver la mirada atrás en el tiempo y recordar mi época en la isla. Pregunté, investigué cómo podría jugar al golf en Logroño y hasta aquí.

- Por lo que su formación es tardía.

- Sí, comencé prácticamente cuando se inauguró El Campo de Logroño. Allá por el 2003, volví a reengancharme.

- ¿Cómo ve la combinación entre el vino y el golf?

- Antes de que se montara, yo lo sugerí en varias ocasiones. Me parecía increíble que en La Rioja, con la cantidad de bodegas que existen, no se hicieran competiciones patrocinadas por el mundo del vino. Es un éxito, espero que sigan adelante muchos años más. El vino es saludable, el golf también. Es una combinación muy buena, ideal.