Gran participación y mucho regalo

Foto de familia. Organización, patrocinadores y ganadores posan después de la entrega de premios a los mejores del día. /Miguel Herreros
Foto de familia. Organización, patrocinadores y ganadores posan después de la entrega de premios a los mejores del día. / Miguel Herreros

El Torneo Patrocinadores repartió atractivas recompensas para los jugadores

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

El torneo lo merecía. Los patrocinadores se volcaron con él y los jugadores respondieron. Disfrutaron de la jornada de juego y del excelente clima que registró Logroño el pasado sábado y también se lo pasaron en grande en la cata final, donde se repartieron numerosas y atractivas recompensas entre los participantes.

Uno de los alicientes principales era la posibilidad de hacerse con un coche, concretamente con un Range Rover Evoque que ponía en juego Land Rover-Riauto. No era la primera vez que se presentaba esta oportunidad, pero al igual que ocurrió en las anteriores nadie consiguió llevarse el vehículo a casa. Y eso que David Bedia aseguró que al menos un par de jugadores se habían quedado muy cerca. Para alzarse con el coche, los participantes debían embocar en un solo golpe la bola en el hoyo 13 y uno de ellos llegó a pasar por encima del objetivo. «Si hubiera golpeado la bandera, habría entrado», afirmó el responsable de El Campo de Logroño, que una vez más presentó unas condiciones óptimas para la práctica del golf.

El Range Rover Evoque era una de las recompensas más llamativas, sin duda, pero no la única. Ni mucho menos. Logroño Deporte, Pacharán La Navarra, Ramondin y Bankoa también pusieron en juego apetecibles premios, al igual que lo hizo el portal lomejordelvinoderioja.com, organizador de la competición.

Nadie logró hacerse con el Range Rover Evoque que ponía Riauto en juego Plazas para el Pro-Am, 'green fees', vino... La lista de premios fue infinita

Así, se repartieron dos plazas para jugar el 30 de octubre el Pro-Am del Campeonato de España de Profesionales que se celebrará en El Campo de Logroño, que fueron a parar a manos de Esteban Mancebo y Juan Carlos Infante, así como dos green fees para el torneo de La Navarra que se va a jugar en Ulzama. David Pérez Pérez fue el agraciado.

Vales para canjear por ropa deportiva, seguros de accidentes para la vida privada, paraguas, botellas de vino, 'packs' de bolas... La lista de recompensas resultó infinita, además de la de ganadores. Estos fueron acudiendo a la llamada de Bedia bien por haber sido los mejores en los galardones especiales de las bolas más cercanas o bien por ser los receptores de algunos de los múltiples regalos de los sorteos del día.

De este modo, un gran número de los casi 150 participantes en el Torneo Patrocinadores acabó con una recompensa entre sus manos. Y aunque nadie pudo conseguir el premio gordo del Range Rover Evoque, el sentimiento de decepción ni siquiera hizo acto de presencia en los rostros de los jugadores. Todo lo contrario. La cita mereció la pena.