«Estas iniciativas de promoción de los productos riojanos son positivas»

Joana Guerreiro, responsable de Enoturismo de Finca de los Arandinos. /Miguel Herreros
Joana Guerreiro, responsable de Enoturismo de Finca de los Arandinos. / Miguel Herreros

La bodega de Entrena sorprendió con un crianza y un rosado

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Finca de los Arandinos es un todo en uno. En sus instalaciones, el visitante puede encontrar desde una bodega hasta un spa, pasando por un restaurante o un hotel. Dentro de estos múltiples ámbitos de acción, la elaboración de vinos juega un papel principal, tal y como se demostró el domingo en una cata dirigida por Joana Guerreiro.

Crianza
Un clásico
Mezcla de tempranillo, garnacha y mazuelo. Catorce meses de crianza en roble francés.
Rosado
+Mejor
Uvas de tempranillo y garnacha vendimiadas a mano y en cajas. Un vino muy fresco.

- ¿Qué vinos probaron los jugadores?

- Cataron el Finca de los Arandinos Crianza, un clásico de nuestra bodega, y el rosado '+Mejor'. El crianza es una mezcla de tres variedades típicas de La Rioja (tempranillo, garnacha y mazuelo) y hace su crianza en roble francés durante catorce meses. Destaca, además, por ser muy gastronómico, es decir, marida muy bien con carnes, quesos, embutidos... Además, como tiene bastante cuerpo se puede maridar con él mismo para ser disfrutado, por ejemplo, con amigos al calor de una chimenea. De este modo, se puede decir que es un vino muy social. Por otra parte, acabamos de lanzar la añada 2018 del rosado '+Mejor' elaborado con el mosto de flor de las variedades tempranillo y garnacha. Así se consigue un rosado muy tradicional que, al mismo tiempo, es muy fresco y marida muy bien con cualquier producto exótico. Es un vino de piscina que se puede disfrutar en compañía de buenos amigos.

- ¿Qué pretenden transmitir con los vinos de Finca de los Arandinos?

- Son vinos de expresión de nuestro terruño. En nuestra bodega intentamos que los productos expresen las características del terreno en el que se halla nuestra finca, entre los 500 y los 700 metros de altitud en las faldas del Moncalvillo.

- ¿Por qué colaboran con la Liga de Golf y Vino?

- Porque pensamos que la promoción de los vinos se debe hacer en equipo y a través de múltiples actividades diferentes. Es una buena manera de dar a conocer al público los grandes productos con los que contamos en La Rioja.

- En esta competición, siempre se dice que el vino y el golf son dos mundos que maridan bien.

- Por supuesto. Después de hacer deporte siempre se puede disfrutar de una copa de vino. Además, es una bebida muy social que sirve para acercarnos los unos a los otros. Es un producto nuestro que hay que promocionar. Me parece fantástico que existan este tipo de iniciativas en las que dar a conocer todo lo bueno que se hace en La Rioja.

- ¿En qué proyectos están embarcados en Finca de los Arandinos?

- En este momento, estamos reestructurando nuestro Enoturismo. Los turistas quieren vivir una experiencia cuando visitan tus instalaciones y hacia ese camino estamos encaminando nuestros esfuerzos.