Kevin Zimmerman, uno de los vencedores de la categoría 'Scratch' del Torneo Bodegas Perica. / MIGUEL HERREROS

Nueva pareja, tercera victoria en el torneo

Miguel Ángel Aguirre vence de nuevo en la clasificación 'Scratch' pese a cambiar de compañero de juego por la baja de su habitual socio, Ernesto Fernández

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A. Logroño

Miguel Ángel Aguirre y Kevin Zimmerman se hicieron el pasado sábado con la primera plaza de las dos categorías del Torneo Bodegas Perica disputado en el Campo de Golf de Logroño. El logroñés Aguirre, ante la baja de su habitual pareja, Ernesto Fernández, contó con el estadounidense Zimmerman y logró hacerse con una nueva victoria, la tercera en la liga Torneos de Golf 'Rioja & Vino'. «Ninguno de los dos teníamos pareja para jugar esta vez y, como nos conocemos, nos hemos juntado y nos hemos compenetrado bien, cometiendo muy pocos fallos», explicó Aguirre.

«La verdad es que no sabía que iba a jugar hasta el día anterior, cuando me llamó Miguel Ángel y me invitó. Ha jugado muy bien y gracias a un par de golpes muy buenos que ha dado hemos conseguido la victoria», explicó el californiano, socio desde hace tres años en el Campo de Golf de Logroño. La tercera victoria prácticamente otorga la liga a Aguirre y Fernández en categoría 'Scratch'. «No quiero que suene pretencioso pero, habiendo ganado tres de los seis torneos, y puntuando solo los cuatro mejores, creo que la última jornada la vamos a jugar más tranquilos», expuso Aguirre.

Para Zimmerman la victoria fue más sorpresiva. «He jugado muy pocos torneos este año porque tengo una hija de 4 años y estoy disfrutando mucho de ella, normalmente los fines de semana no juego», explicó el golfista estadounidense que reside en Logroño.

«Habiendo ganado tres torneos, la última jornada la vamos a jugar más tranquilos», declara Aguirre

«Jugamos siempre juntos y llevamos un año de buen juego, con un poco de suerte», afirma Benítez

El logroñés Rafael Benítez y el alavés Cristóbal Ruiz de Ubago fueron los segundos clasificados en 'Hándicap', aunque empatados a 42 puntos con Aguirre y Zimmerman, si bien, al no ser premios acumulativos, los primeros, socios del Campo de Golf de Logroño, se llevaron el trofeo. «Jugamos siempre juntos y llevamos un año de buen juego, pero, además, hemos tenido un poco de suerte», valoró Benítez. «Ya hemos ganado uno de los torneos antes, estamos jugando muy bien, aunque a mí me ha pillado en crisis, pero mi compañero se ha salido y por eso hemos triunfado», confesó Ruiz de Ubago.

La modalidad de juego, contabilizándose golpes alternos en cada hoyo de cada jugador, y el viento condicionaron el torneo, aunque Benítez también admitió haber tenido el azar a su favor. «Hemos tenido siempre oportunidades de hacer el par», subrayó Benítez. «Esta modalidad es más puñetera pero, por lo que sea, nos ha salido bien, hemos tenido buenos golpes», declaró Ruiz de Ubago.