«Participar en este torneo siempre es una garantía»

Fabiola Muñoz./Miguel Herreros
Fabiola Muñoz. / Miguel Herreros

Un blanco y un crianza endulzaron el torneo

IÑIGO Z. ZAMALLOA

Bodegas Altanza fue el organizador principal de la octava prueba puntuable de la Liga de Golf y Vino que tuvo lugar el pasado sábado en El Campo de Logroño. La bodega, localizada en Fuenmayor, fue fundada en octubre de 1998 con la premisa de incorporar nuevos métodos y cuidados para poder competir con los nuevos mercados.

- ¿Qué les ha animado a participar en un acontecimiento deportivo como el golf?

- Altanza siempre está apoyando y apostando por el deporte a través de la participación en pruebas deportivas, en la organización o con el patrocinio. Actualmente patrocinamos varios proyectos deportivos. Por ello, esperamos poder seguir participando en más ediciones y competiciones.

«El golf y el vino comparten la exactitud de su proceso»

- ¿Por qué una cata de vinos de Altanza tras una jornada de golf? ¿Es compatible?

- Tras una jornada de práctica de cualquier disciplina deportiva, todos merecemos un descanso y disfrute. Y si viene acompañado de una cata en la que descubres un buen vino, lo analizas al detalle y lo saboreas, mejor que mejor. De hecho, golf y vino comparten ese concepto de «hilar fino» e ir al detalle, la exactitud y medida con la que se da el golpe en golf y se elabora una nueva añada.

Los vinos

Crianza
Edulis
12 meses en barricas de roble francés, posteriormente reposa 2 meses en tinos de roble francés Allier.
Blanco
u¡Altanza
El mosto, una vez filtrado, fermenta en depósitos de acero inoxidable a una temperatura de 15º.

- ¿Por qué habéis escogido estos vinos para la cata? ¿Qué destacaría de ellos?

- Además de ser dos vinos referentes en Altanza, los hemos elegidos por ser muy adecuados para su consumo en época de verano: Altanza 2018 es un blanco 100% Sauvignon blanc, fresco, agradable, afrutado y equilibrado, perfecto para acompañar paellas, arroces y cualquier día de calor; mientras que nuestro crianza Edulis 2016 es un 100% tempranillo con 12 meses en barrica francesa que se caracteriza por ser un vino redondo en el que destacan los frutos rojos y los aromas tostados.

- ¿Con qué sensaciones os vais tras esta jornada?

- Participar en este proyecto y en esta liga siempre es una garantía de saber que las cosas van a salir bien. Tanto la organización, como los jugadores y las instalaciones son de un nivel excelente, y la combinación de una jornada deportiva con una cata de uno de los productos más relevantes de nuestra región como es el vino, es el «maridaje perfecto».

- ¿Cuáles son los planes de Bodegas Altanza a corto plazo?

- Principalmente queremos potenciar la exportación. También estamos renovando ciertos aspectos de la imagen que ayuden a contar qué y cómo es Altanza, tanto a nivel nacional como internacional.