Premios para agradar a todos

Marisol, Cristina, Pilar, Dionisio y Carmen. /Miguel Herreros
Marisol, Cristina, Pilar, Dionisio y Carmen. / Miguel Herreros

Una cata de vinos de Bodegas Viña Ijalba regó la entrega de premios

IÑIGO Z. ZAMALLOA

Es una de las diferencias con respecto a otros torneos. Uno de los elementos que le hacen distinguirse de lo habitual. «En la mayoría de los torneos, solo hay golf». Comentaban varios jugadores. Es el tercer tiempo de esta Liga de Golf y Vino. El momento distendido de la jornada. El momento en el que, con una copa de vino mediante, los jugadores comparten experiencias y reflexiones. La cata de vinos, que fue expuesta por la responsable de marketing y comunicación, Cristina Gutiérrez, sirvió para conocer nuevas propiedades. Posteriormente, llegó el momento esperado para los más privilegiados. Bodegas Viña Ijalba entregó varios premios en forma de botellas de vino a los jugadores que ocuparon las tres primeras posiciones en la primera y segunda categoría masculina. De esta forma, Alejandro Malanda, Ignacio Otaño y Luis Alberto García recibieron sendas botellas de vino por ser los mejores en la máxima categoría. David Pérez, Keith Iain Tulloch e Iván Gil Bellido recogieron los premios correspondientes a la segunda categoría masculina. En la femenina, María Pilar García, Laura Pérez y Mónica Alesanco recibieron los premios por ser las tres mejores golfistas de la jornada. En la categoría Scratch, Bodegas Viña Ijalba premió a Luis Salas Villanueva por su primer puesto en esta clasificación.

A su vez, y como ya viene siendo habitual, los patrocinadores que hacen posible la organización y el desarrollo de la Liga de Golf y Vino, entregaron diferentes premios por encabezar diversas clasificaciones. El Grupo Ramondin de la mano de Javier Lazcano, premió a Ignacio Otaño por la bola más cercana en el hoyo dieciséis. Alberto Oteo, en representación de la firma de todo terrenos Land Rover Riauto, entregó el premio a Ana Gil Albarellos por la bola más cercana en el hoyo cinco. Logroño Deporte entregó el galardón por la bola más cercana en el hoyo ocho a Jesús del Pozo. Bankoa, con David Beisti, otorgó a José Ramón Parrilla el premio a la bola más cercana en el hoyo trece. Pacharán La Navarra entregó dos premios. A Iain Tulloch por la bola más cercana de dos golpes en hoyo diecisiete masculina. En clave senior, otorgó a Javier Bello el premio al mejor senior con 38 puntos.

Posteriormente, para remediar en la medida de lo posible un mal día en el verde, agasajaron en varios sorteos a los participantes. Doce estuches, un botellón de tres litros de aceite o dos docenas de bolas Ramondin fueron varios de los productos sorteados.

Bodegas Viña Ijalba entregó los galardones principales Cristina Gutiérrez fue la encargada de presentar la cata de vinos

Después, llegó el tiempo de las fotos y de la conversación, acompañados de dos vinos de Bodegas Viña Ijalba y de un catering servido por El Campo de La Grajera. Un momento siempre buscado, que hace especial a esta competición. Donde además de competir y disputar premios de cierto valor, se aprende y se conocen nuevas clases y tipos de caldos riojanos. Con un Rioja en la mano, todo se ve de otra forma.

Un domingo que abrió el ciclo final de una nueva edición de la Liga de Golf y Vino. Octubre y noviembre serán los últimos meses de una competición consagrada que cada año recibe más jugadores de La Rioja, su entorno y de fuera de la península Ibérica.