Cristina Pérez y José Andrés Fuentes. / M.H.

Los premios nunca faltan en esta Liga

Además de los mejores de cada categoría, otros muchos jugadores obtuvieron recompensa

IRENE MARTÍNEZ ZAPATA logroño.

Uno de los puntos fuertes de la Liga Golf y Vino es la gran cantidad de recompensas que se entregan al final de cada jornada.

No solo los mejores de cada categoría consiguen llevarse premio por su buen hacer en el recorrido, sino que son muchos los participantes que, gracias a los patrocinadores de la competición, se van a casa con un regalo bajo el brazo. Con ese suspense se volvió a organizar la gala de premios del pasado sábado con motivo del torneo Bodegas Marqués de Riscal.

La larga lista de premiados arrancó con el de la bola más cercana al hoyo 2, que fue entregado por Alfatec a Jon Ander Gurrutxaga. El siguiente, de Rioja Motor, fue para el hoyo 5, que lo recibió José Ignacio López. Logroño Deporte también entregó un regalo. Se lo llevó Ana Gil-Albarellos por la bola más cercana al hoyo 8. Bankoa y Etilisa también hicieron entrega de un premio a la bola más próxima. En el caso del primer patrocinador, el reto estaba situado en el hoyo 13, y en el del segundo, en el 16. En ambos, el mejor fue David Ruiz de Azúa.

Hubo premios patrocinados a las bolas más cercanas a ciertos hoyos

Posteriormente, David Bedia, el gerente de El Campo de Logroño, empezó a enumerar a los jugadores que quedaron entre los tres primeros clasificados de cada una de las categorías. Así, comenzaron a desfilar hasta el fondo de la sala, donde Cristina Pérez, relaciones públicas de Marqués de Riscal, otorgó los premios a los terceros puestos: Ana Azofra, Rafa Cabrero, Jack Medina, Jesús del Pozo y Josu Peña, que entre aplausos recogieron su premio.

Luego fue el turno de los segundos. Entre ellos estaban Gabriela Amelivia, Gabriel Sesma, David Ruiz de Azúa, Antonio Aspiroz y Jon Ander Gurrutxaga. Y, por último, los ganadores de cada una de las categorías que fueron María José Navarro, José I. López Burgaleta, Luis Molins, Juan Carlos García e Igor Medinabeitia.

Lo que está claro es que nunca faltan los regalos en la undécima edición de la Liga Golf y Vino.

Temas

Bankoa, Golf